Las expectativas estaban altas, y se terminaron cumpliendo

La séptima temporada de Juego de Tronos ha llegado ya a su fin y ha sabido estar a la altura de lo que se esperaba de ella. Ha sido un capítulo en el que hemos podido ver exactamente lo que estábamos esperando, pero no por ello nos ha decepcionado. Pero no será hasta casi 2019, cuando podremos ver los últimos 6 capítulos de la serie.

Aquí el enlace del resumen de los 3 primeros capítulos, y aquí el de los 3 siguientes.

En esta última entrega hemos empezado viendo la esperada reunión entre las reinas Cersei Lannister Daenerys Targaryen, acompañadas de dos dragones, Jon Nieve, ambos varones Lannister y demás acompañantes habituales de las dos mujeres. En esta reunión casi consiguen convencer a Cersei de que aceptase una tregua hasta que acaben con el ejército de los muertos. Para hacerlo más verídico y que la mujer aceptase, le muestran el ser muerto que habían capturado más allá del muro. Se asusta. Eso lo podemos ver todos. Y sí, al límite estuvo de aceptar la tregua, pero las condiciones que ponía no le gustaron demasiado a Jon, así que la actual dueña del Trono de Hierro declinó la oferta. Menos mal que Tyrion tenía un as bajo la manga y quiso ir a hablar cara a cara con su hermana. Así que sí, el pacto se cerró gracias a la mano de la reina Daenerys.

Mucha complicidad es lo que se volvió a ver entre Jon y la madre de dragones. Una relación de tira y afloja que se avivó mucho más durante el capítulo 7×06 y que vio su momento culminante en la habitación de Daenerys. Porque sí, llevábamos demasiado tiempo esperando a que eso ocurriera. Pero bueno, ahí no acabó todo, y es que Sam llegó a Invernalia buscando a Jon, y al que se encontró fue a Bran, que decidió contarle, sin pelos en la lengua, que Jon en realidad es hijo del hermano de Daenerys, y por lo tanto es el legítimo heredero del Trono de Hierro. No creo que a la madre de dragones le haga mucha gracia cuando se entere de que el hombre con el que se está acostando es su sobrino y el auténtico heredero.

Juego de tronos 7

Las cosas en Desembarco tampoco van muy bien: Jamie está intentando organizarse con un grupo de soldados para ver cómo atacar más allá del muro a los caminantes blancos, pero su hermana, y amante, se mete en la conversación, exigiéndole que parase, que realmente es una mentira que ellos vayan a ayudar a combatir al que parece ser el verdadero enemigo de los 7 reinos. El Matareyes no queda contento porque él realmente quiere cumplir su palabra, así que no es hasta ese momento que se da cuenta de que su hermana es capaz de hacer cualquier cosa con tal de mantener todo el poder y quedarse con el trono. Sin pensárselo dos veces, Jamie se va de Desembarco, y ahí vemos cómo empieza a nevar, lo que solo puede significar una cosa: el invierno ya ha llegado.

La última escena del capítulo es exactamente lo que todos esperábamos que fuera a pasar: los caminantes han conseguido llegar al muro, y con ayuda del dragón de Daenerys que habían matado, lo destrozan y comienzan a avanzar.

No tenemos demasiadas pistas sobre lo que va a pasar en la próxima temporada: ¿Qué pasará entre Jon y Daenerys cuando le cuenten la verdad al bastardo? ¿Y entre Jamie y Cersei? ¿Cómo se librará la gran batalla contra los caminantes blancos y quiénes se aliarán para acabar con ellos? Los fans están que echan chispas por saber qué va a pasar y cuándo podremos ver los últimos capítulos de la galardonada serie de HBO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here