Vuelta a la pantalla

La reciente noticia de la incorporación de Liv Tyler al reparto de la serie de Hulu, Harlots, ha vuelto a poner a la actriz en el punto de mira de sus seguidores. Tyler ya formaba parte del reparto de la serie de HBO, The Leftovers (desde 2014), cosechando críticas muy positivas e interpretando a uno de sus personajes principales. Sin embargo, su aparición en Harlots podría suponer su consagración como actriz televisiva. Y es que es precisamente en la televisión, donde Tyler parece haber encontrado su sitio, ya que desde que participara en la taquillera Hulk, su presencia en el cine se ha limitado a apariciones en películas independientes o que, básicamente, no han tenido la repercusión de sus trabajos más conocidos.

¿Qué fue de… ?

Ver el rostro de Liv Tyler es viajar de inmediato a la Tierra Media. Sí, a la Tierra Media. Y es que es en este fantástico mundo, representado en la exitosa trilogía de El señor de los Anillos, donde la actriz interpretó a Arwen, su personaje más conocido y el que le dio la fama internacional. Antes de eso, la actriz ya había participado en otras famosas producciones de éxito, como Armageddon (1998). Y, antes de esto, la primera vez que la vimos en pantalla fue protagonizando el videoclip de la canción Crazy (1993), de la banda Aerosmith, liderada por su padre Steve Tyler, y cuya paternidad era desconocida en ese momento. Eran principios de los 90 y, tan solo un año después de aparecer en el video de Crazy, le llegó su primera oportunidad cinematográfica en la película Un testigo en silencio (1994). Y por fin, el éxito le llegaría en la segunda mitad de los 90, especialmente por su papel en la anteriormente citada, Armageddon, que fue todo un taquillazo del verano de 1998. Por supuesto, Tyler participó en alguna que otra producción durante estos años como en Belleza robada (1996) con la que recibió sus primeras críticas positivas de su carrera. Sin embargo, Armageddon fue sin lugar a dudas su papel más insignia de la década. A principios de los 2000, ya era conocida a nivel mundial por su participación en El señor de los Anillos (2001–2003).

Liv Tyler

Tras esta etapa, su fama cayó en picado. Liv Tyler se convirtió en el ejemplo más claro de la dificultad que experimentan los actores por mantenerse en la industria. En los años siguientes al final de El Señor de los Anillos, la actriz se dedicó fundamentalmente a su vida familiar (en 2004 tuvo a su primer hijo, Milo, con el músico Royston Langdon) y dedicó parte de su tiempo a trabajar para diversas causas sociales (fue Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, por ejemplo).

Volvió a experimentar cierto éxito en 2008, con su actuación en Los Extraños y, especialmente, en el taquillazo El increíble Hulk. Por el contrario, esta época coincidió con su divorció de Royston. Y de nuevo, volvió a caer en el olvido en el terreno profesional. Hasta ahora. La televisión le está dando una segunda oportunidad y, al parecer, la está sabiendo aprovechar. Su participación en The Leftovers, sigue viento en popa y su confirmación como protagonista de Harlots parece justo lo que Liv Tyler necesitaba. ¡Mucha suerte Liv!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here