Por fin llega La Liga de la Justicia, eje central del DCU. Y es una película que la Warner necesita que funcione si quiere poder seguir compitiendo en el sector de superhéroes con Disney y su Marvel. Las apuestas están altas y es que la franquicia se juega el tipo con esta película. Para colmo, la producción ha sido muy movida, sin duda. El «padre» de la franquicia cinematográfica actual, Zack Snyder (El Hombre de Acero, 2013) se dio de baja como director a mitad de la producción. La presión del estudio era muy amplia e incorporaron a Joss Whedon (Los Vengadores: La Era de Ultrón, 2015) tras su salida de la competencia para terminarla (aunque en los créditos sólo figura como guionista). Aunque en Moobys somos muy fans de Whedon, tanto cambio no suele tener buenos resultados. Éste grabó nuevas escenas, hubo cambios de guion y tenemos experiencia sobrada en lo desastre que esto puede resultar. ¿Fue este el caso?

La Liga de la Justicia

Por suerte para nosotros (y para la Warner y su inversión millonaria), no. La película al final ha tomado un rumbo esperanzador, sobre todo si las comparamos con las predecesoras de Snyder. Es diversión y acción de principio a fin dejando en gran medida el drama innecesario que incorporaban tanto el Hombre de Acero como Batman v Superman. La buena mano de Snyder para las escenas de acción queda patente, siendo éstas espectaculares, como no podía ser de otra manera. Sin embargo, se nota el toque de Whedon en los personajes, que sabe tratarlos mucho mejor que el primero.

Y ése era seguramente uno de los mayores problemas a la hora de afrontar el film. Cómo abordar una película que agrupa superhéroes cuando no han presentado siquiera a la mitad de ellos. Si bien en las películas anteriormente mencionadas teníamos a Batman (Ben Affleck) y a Superman (Henry Cavill), y en la excelente Wonder Woman (2017) conocíamos al personaje interpretado por Gal Gadot, nos quedaban aún tres del grupo por conocer. Hacerlo bien, y en una película de tan sólo dos horas (por debajo de lo que nos tiene acostumbrado la Warner últimamente) parecía complicado, pero se consigue. Los tres nuevos personajes interpretados por Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher quedan bien definidos tanto por guion como por sus interpretaciones, que eclipsan incluso a la de los dos protagonistas centrales.

Por lo demás, la película está muy cuidada y con varios guiños a los fans. Desde la música sacada de las películas originales de Tim Burton y Richard Donner, hasta las referencias que hacen los distintos personajes, así como la aparición de otros que seguramente veremos más en los próximos largos de la saga. Consiguen con ello que sí dé la sensación de una película más integrada en el conjunto que sus predecesoras.

La Liga de la Justicia

El único fallo, y era casi de esperar, es el guion en sí. Tras la revisión no podemos saber si era problema del guion original o de las modificaciones últimas (aunque si nos basamos en lo visto hasta ahora, apostaría por lo primero), pero la historia se hace demasiado simple y, aun así, presenta huecos evidentes. Eso no le resta diversión, pero hace que no quede a la altura de su competencia directa de Marvel. Con todo, La Liga de la Justicia es un cambio en la buena dirección y promete películas más interesantes en el futuro.

Director:  Zack Snyder.

Reparto:  Ben Affleck, Gal Gadot, Jason Momoa, Ezra Miller, Henry Cavill, Ray Fisher.

Fecha de estreno: 17 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here