¡Atención, SPOILERS! Si no has visto el penúltimo capítulo de La Casa de Papel, ¡no sigas leyendo!

Hace tan solo 7 meses que se estrenaba La Casa de Papel. Con datos del 14’6% de share -unos 2,3 millones de espectadores, un dato muy notorio para la ficción española-, la serie ha ido consiguiendo adeptos que han estado siguiendo el mayor atraco de la historia. Ahora, tras 14 episodios, llega a su final definitivo este jueves 23 de noviembre.

En Moobys ya hemos tenido la oportunidad de ver el final, y nos ha encantado. Todas las claves llegan a su desenlace, en el que la trama por excelencia es si los carismáticos atracadores consiguen su objetivo o la policía les consigue detener antes de ello. Y no es tan obvio, sobretodo con una inspectora Murillo más furiosa que nunca y con el CNI al cargo de la investigación, no hay vuelta atrás: O todo, o nada.

La Casa de Papel

Las claves para el final

Tras el descubrimiento de la verdadera localización de su guarida por parte de la inspectora Murillo y de su identidad por parte de todo el cuerpo policial y del CNI, el Profesor está completamente contra las cuerdas. Por si fuera poco, uno de los dos cabos sueltos de su plan perfecto -obviando el de su romance con la inspectora-, el subinspector Rubio, ha despertado del coma y podría delatarle en cualquier momento.

Además, la situación dentro de la fábrica es crítica. Después de dos pérdidas mortales dentro de la banda, los rehenes han pasado a segundo plano y son meramente herramientas para facilitar su huida. Los GEO tienen orden de entrar por la fuerza a la fábrica y no dejar vivo a ninguno de los criminales. Su última esperanza es el túnel que va desde la Cámara acorazada 3 a la guarida del profesor, el único camino que tienen hacia la libertad.

¿Se guiará por orgullo la inspectora y cumplirá con su deber como ha hecho durante estas dos temporadas, o hará caso a lo que siente y encubrirá al Profesor después de oír su declaración? ¿Conseguirán escapar los atracadores después de todos los contratiempos? ¿Entrarán los GEO? ¿Habrá alguna pérdida más en la banda? ¿Y en la policía?

Un final agridulce

Una de las cosas más importantes que debe tener en cuenta el espectador es que los rehenes no tendrán ningún tipo de carga argumental en el capítulo final. Es decir, aunque durante los primeros episodios cada personaje secundario tuviese un desarrollo que podría haber interferido en la trama, en este capítulo se sacrifica por más acción -una de las escenas más impactantes del capítulo se ha rodado en dos días- y tensión hasta el último minuto del capítulo.

Sin embargo, el final no deja ningún cabo suelto -como dejó el pseudo-final de su hermana mayor, Vis a Vis– y responde a todas las preguntas de los espectadores -aunque no necesariamente muestra esas respuestas, sino que las sugiere de manera conceptual- y consigue consagrarse como un final apto para el gusto de todo su público. Habrá lágrimas, pero para descubrir si son de pena o de alegría, habrá que esperar al jueves a las 22:30 en Antena 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here