Demasiado alegórica

Desde Moobys siempre apostamos por el teatro off, las salas independientes y el teatro contemporáneo. Por eso acudimos al pase de estreno de Borís Kién en Nave 73, un espacio por el barrio de Embajadores muy bien aprovechado para este tipo de funciones. La obra, dirigida por Mateu Bosch, presenta la vida de un actor que, habiéndose aislado del mundo y de la dramaturgia, se reengancha motivado por un ex compañero. Dicho así, el argumento suena familiar, pero Borís Kién guarda otros significados, mensajes e historias que, desde mi humilde opinión, no llega a expresar con éxito.

Cartel teatro Borís Kién

¿Borís Kién es el protagonista?

Este drama con tintes cómicos gira alrededor del personaje Borís Kién, un actor reivindicativo que siempre ha querido modificar las reglas establecidas. Se presenta como un hombre solitario, obcecado en sus ideales y reflexivo. Sin embargo, el personaje pierde mucha fuerza a lo largo de la obra. Sus acompañantes son Camila (Eli Zapata), su ex novia, y El Amigo. La figura de Camila es la más peculiar, su personaje es una «vagabunda interdimensional y alegoría de la cultura»; y la del amigo (Mario Alonso) es la más cómica. 

Para mí, el punto fuerte de esta obra es la interpretación. Mario Alonso, Eli Zapata y Kc hacen un trabajo maravilloso dentro de este argumento bastante abstracto. En el intento de volver a las tablas, Borís Kién recuerda la figura de Charles Chaplin en El Gran Dictador. La excusa perfecta para delirar con parodias de Hitler y la comercialización de la cultura. Nos fuimos con la sensación de que la obra podía haber dado más de sí. Así como los puntos cómicos se apoyaron en las parodias de Hitler, algo que carece de originalidad; los puntos dramáticos necesitan refuerzo y coherencia.

Dramaturgia: Kees Harmsen.

Dirección: Mateu Bosch.

Intérpretes: Mario Alonso, Eli Zapata, Kc…

Dónde: Nave 73.

Cuándo: Sábado 4, 11, 18 y 25 de noviembre 20:00h.

Cuánto: 12€ anticipada – 14€ taquilla.

Deja un comentario