A continuación te damos 5 razones para que veas El viaje

Timothy Spall y Colm Meaney se meten en la piel de Ian Pasley y Martin McGuinnes, los dos líderes irlandeses del Partido Democrático y del Sinn Féin, respectivamente, que protagonizaron el ansiado acuerdo de paz que supuso el fin al conflicto de Irlanda del Norte. Nos encontramos por tanto ante un film histórico y político que cuenta la historia de cómo ambos líderes negociaron la paz mientras realizaban un viaje en coche con destino a Belfast, lugar en el que se celebraban las bodas de Oro de Pasley. Aunque en un primer momento nos encontrábamos escépticos ante la posibilidad de ver una película sobre un viaje en coche de una hora, ha valido la pena. En Moobys nos ha parecido una película muy acertada ¿Quieres saber por qué? Aquí te traemos las razones. ¡Atento!

El viaje
Cartel promocional de El Viaje

5. La interpretación de Colm Meaney.

Colm Meaney interpreta a Martin McGuinnes, el nacionalista y militante del Sinn Féin y la antítesis del personaje de Timothy Spall. Desde el primer momento su personaje tiene una finalidad muy clara: convencer a Pasley de firmar la paz para lograr así el final del conflicto. Y en el logro de este fin vemos cómo su personaje experimenta ciertos cambios emocionales. Ambos protagonistas se complementan el uno al otro, dejándonos clara su gran química delante de la pantalla. ¡Buen trabajo!

4. Aprenderás una historia real.

Ambos líderes debían viajar juntos por motivos de seguridad, evitando así las posibilidades de que alguno de los bandos atentara contra el otro. Durante el viaje, Pasley y McGuinnes no estuvieron solos, sino que estuvieron rodeados por un equipo que les acompañaba constantemente. Sin embargo, hubo determinados momentos en los que mantuvieron conversaciones aisladas. Los hechos contados en la película no son más que una aproximación de las conversaciones que pudieron haber tenido ambos líderes durante el viaje. Si no estás al tanto de la situación histórica que plantea la película, aquí tienes el motivo perfecto para verla. ¿A qué estas esperando?

3. En ocasiones te reirás.

Es un acierto que la película recurra en determinadas ocasiones a la comedia para reducir la carga emocional. Esto hace que el viaje nos sea mucho más ameno, además de mostrarnos una faceta cómica de los protagonistas que no conocíamos. Y esto está muy bien, sobre todo si tenemos en cuenta que la película trata sobre un tema bastante serio. Todo un punto a favor.

El viaje
Fotograma de El viaje con Timothy Spall (derecha) y Colm Meaney (Izquierda)

2. La interpretación de Timothy Spall.

Sin lugar a dudas la interpretación de Timothy Spall es la más destacada de toda la película. Ian Pasley era una persona extremadamente testaruda, con unos ideales sumamente sólidos y, justo aquí, es donde reside la complejidad de su personaje. Su interpretación, junto con la de Meaney, es prácticamente lo mejor de la película. También cabe destacar su excelente caracterización.

1. Es una lección política.

El viaje es mucho más que una mera recreación histórica. Es una lección con moraleja. Resalta el valor de la conversación como vía para poner fin a los problemas. No hay mejor forma de entender una situación compleja que hacerlo desde posturas radicalmente opuestas, y eso es precisamente lo que hace El Viaje. Nos presenta a dos personas con una personalidad radicalmente diferente. Dos personas que representan la situación política de un país dividido y que, al igual que sus dirigentes, se han negado a entender siquiera al adversario. Y así lo veíamos al inicio de la película a través del comportamiento de Pasley, negado incluso a mantener una conversación con McGuinnes. La palabra se termina convirtiendo en el intermediario entre ambos personajes y en la solución al conflicto que se nos plantea desde el primer momento. ¡Tenemos que tomar nota!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here