Él y Christoph Waltz se encargan de dar a Malditos Bastardos una forma redonda

A finales del año 2009 se estrenó Malditos Bastardos, una obra del director Quentin Tarantino, responsable de numerosas películas reconocidas mundialmente como Pulp Fiction, Jackie Brown Kill Bill. En esta ocasión, él vuelve a ocupar, además de la dirección, el cargo de guionista y eso sólo puede significar una cosa.

Esta película se sitúa durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial y está dividida por capítulos, en los que van enlazando diferentes historias hasta encontrarse en el último. Por una parte tenemos a Shosanna, interpretada por Mélanie Laurent, una joven que se ve obligada a escapar de su hogar tras la ocupación nazi en Francia y que ya pasados unos años es la propietaria de un cine de París donde conocerá a Frederick Zoller (Daniel Brühl), una leyenda alemana que cambiará por completo el transcurso de su vida cuando se enamora de ella y decide estrenar su película para todo el mundo en el cine de esta joven judía. Por otra parte, un grupo de mercenarios americanos conocidos como «Los Bastardos» y encabezados por Aldo Raine (Brad Pitt) lleva a cabo una misión encubierta cuyo plan consiste en, literalmente, cazar nazis. Todos estos sucesos van desarrollándose bajo la investigación de Hans Landa (Christoph Waltz) un coronel nazi que irá descubriendo poco a poco qué es lo que realmente sucede. Todo esto nos llevará al gran momento, la noche del estreno, una escena final que te dejará sin aliento y que cambiará por completo el transcurso de la historia.

Malditos Bastardos

Cristoph Waltz como Hans Landa es media película

Tanto para lo bueno como para lo malo, este actor al que ya hemos visto en otras películas de Tarantino como por ejemplo Django Desencadenado, borda su actuación como principal antagonista de Malditos Bastardos, un personaje al que llegas a odiar pero que es capaz de sacarte una sonrisa en muchos momentos de tensión. Dentro de un reparto con nombres como Brad Pitt, Michael Fassbender Diane Kruger, este actor hasta ese momento no tan conocido se puso por delante de todos ellos y nos enamoró con su personaje, tanto que logró llevarse un Oscar y un Globo de Oro como mejor actor de reparto, reconocimientos sin duda merecidos tras esta perfecta actuación. Respecto a lo «malo», lo cierto es que sin este personaje y esta gran actuación la película perdería toda su esencia, ya que en muchas escenas, a pesar de que los diálogos son muy buenos, el guion flojea a la hora de resolver ciertas situaciones, como la escena del bar, entre otras.

A pesar de que la película te hace reír y disfrutar tratando temas muy delicados y que esto podría no considerarse apropiado, qué sería de una película de Tarantino que no consigue incomodarte y dejarte con los ojos como platos. Este gran director lo vuelve a hacer, vuelve a sacarse de la manga nuevos recursos y nuevas historias que parecen no acabarse nunca (por favor que no lo hagan) y nos trae Malditos Bastardos, otra gran obra que se suma su colección de éxitos.

Dirección: Quentin Tarantino.

Reparto: Brad Pitt, Christoph Waltz, Mélanie Laurent, Diane Kruger, Michael Fassbender, Daniel Brühl…

Duración: 146 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here