Y de nuevo comprendemos que te necesitamos…

Aitana Ocaña se ha convertido en una de las piezas fundamentales de esta edición de Operación Triunfo. Con tan solo 18 años ha sido capaz de cautivarnos como nadie, y aunque se ha quedado a un 4% de la ganadora (Amaia de España), estamos seguros de que esto no ha hecho más que empezar. ¡Para muchos también eres la ganadora!

Cuando vimos a Aitana en la gala 0 con un Bang Bang algo a destiempo, pocos podrían presagiar que este “ángel” llegaría a la final, y menos aún a ser la segunda en una edición donde el talento era algo que se derrochaba en la academia. Pero llegó a la final, y de qué manera… Nos ha emocionado, nos ha hecho bailar y nos ha hecho disfrutar con cada una de sus interpretaciones. Desde No puedo vivir sin ti, pasando por Issues o Chasing Pavements y terminando con Chandelier.

La gala de este lunes fue espectacular, emocionante en todos los sentidos. Con un perfecto Chandelier de Sia, la de San Clemente de Llobregat hizo la gala suya, y como en muchas otras ocasiones, fue el centro de la noche. Pero esto no terminó aquí. Los tres finalistas (Amaia, Aitana y Miriam) tuvieron que volver a cantar la canción que interpretaron en la primera gala, la 0. Con un Bang Bang perfecto, Aitana cantaría la canción con la que entró en la academia.

La evolución de Aitana no ha sido solamente ascendente, ha sido impresionante. Comenzó con un No puedo vivir sin ti junto a su “super amigo” Luis Cepeda. Luego nos ha deleitado con actuaciones como Issues, una de las canciones más escuchadas de la edición, New Rules o Procuro Olvidarte, con la que España entera lloró. Sí, Aitana, lloró.

A las puertas de Eurovisión

Sin embargo, no todo ha sido Operación Triunfo. Nuestra segunda ganadora estuvo a las puertas de representar a nuestro país por partida doble. Con Chico Malo y con Arde, volvería a impresionarnos. Dos estilos musicales totalmente diferentes y que supo defender a la perfección.

Creo que no somos conscientes del talento que tenemos en nuestro país, musicalmente hablando, y creo que Aitana es una muestra de ello. Esperamos seguir disfrutándote mucho tiempo, y como muchos dicen, no habrás ganado, pero sí te has ganado nuestros corazones.

Deja un comentario