Cuéntame un cuento

Paul Urkijo nos trae con Errementari (El herrero y el diablo) su ópera prima. Este primer largometraje es su carta de presentación y para superar este reto con el que se presenta al mundo por primera vez en la gran pantalla, el director ha decidido indagar en los entresijos de la mitología vasca, para finalmente presentarnos este cuento de horror gótico que es Errementari. La película está basada en el relato Patxi Errementaria, una historia que forma parte de la cultura popular vasca y con la que Paul Urkijo viene a reafirmar la calidad y gran personalidad del cine de la región.

Los habitantes de un pequeño pueblo de Álava creen firmemente que uno de sus vecinos, el herrero Patxi, es el mismísimo diablo. Oculto en lo profundo del bosque, Patxi recibe la visita de varios intrusos.

errementari eneko sagardoy
Eneko Sagardoy como demonio en Errementari

Claves por las que ver Errementari: Que viva la mitología vasca

5. El toque Álex de la Iglesia

Un nombre que ha sonado con fuerza entre los productores de la película ha sido el de Álex de la Iglesia, cuya ayuda ha sido fundamental para la post producción y distribución de la película. Y aunque Errementari tiene la personalidad propia de su director (en clave de humor), la influencia de Álex de la Iglesia se refleja inevitablemente en la película en forma de demonio, llegándonos a recordar a El Día de la Bestia en más de una ocasión.

4. Cuenta con un reparto a la altura

Tras ganar el Goya a Mejor Actor Revelación el pasado febrero, Eneko Sagardoy cambia su interpretación de gigante en Handia por la de demonio, reafirmando su talento como actor emergente. Entre el reparto nos encontramos también con la pequeña Uma Bracaglia, el veterano Kandido Uranga e Itziar Ituño.

3. Un buen relato que contar

La forma en la que un director plantea la historia que va a contar en su película es fundamental si lo que quiere es crear una obra que realmente valga la pena. Y eso es lo que ha hecho Paul Urkijo, que nos ha presentado un cuento popularmente conocido entre la sociedad vasca dándole un giro de tuerca y presentándolo al mundo como algo más que un relato de terror. En cuanto al contexto de la película, una sociedad asolada por las guerras carlistas, la muerte, la miseria, el hambre o los miedos infernales de su población, convierte a Errementari en un cuento reivindicativo y crítico con la sociedad vasca de la época. Si a esto le añadimos el componente fantástico de las leyendas, los demonios o las disputas entre el bien y el mal, Errementari se ha ganado a pulso la oportunidad de ser llevada a la gran pantalla.

2. Desprende miedo y humor

Errementari es un cuento macabro, y como tal encuentra en el terror un importante componente durante toda la película. Sin embargo, la cinta también desprende grandes toques de humor que sorprenden y que la convierten en una película apta para un público más amplio. Nos hemos asustado, hemos sentido miedo por la suerte de los protagonista y también nos hemos reído con ellos (sí, también con el diablo). ¿Cuántas películas pueden presumir de lo mismo?

1. Errementari es cine vasco en estado puro

Ambientada en los años posteriores a la Primera Guerra Carlista, la trama de la película se desarrolla en un pequeño pueblo de Álava. Una de las grandes características de la cinta es que ha sido grabada en el euskera antiguo que se hablaba en Álava, manteniendo así toda la esencia y tradición de este relato que durante décadas ha atormentado a los vascos. Errementari viene a reafirmar el triunfo y la tendencia en alza que el cine vasco está experimentando en los últimos años, algo que ya habíamos comprobado con películas como Handia en la pasada edición de los premios Goya, o el éxito masivo de Ocho Apellidos Vascos, entre otras.

Deja un comentario