[column size=one_half position=first ][authorbox authorid=”69″ title=”Villano, antihéroe… ¿O algo más?”]

La esencia de Westword en el Hombre de Negro por partida doble

Creo que sobran los motivos una vez vista la primera temporada de Westworld para saber que el Hombre de Negro es el mejor personaje de la serie. Sin duda está por delante de Dolores y, aunque es un completo rompecabezas durante toda la temporada, ¿no era ése el objetivo de Jonathan Nolan y Lisa Joy?

No podemos negar que Dolores es un personaje de suma importancia para el show, además es en ella en quien se centra la mayor parte de la trama, pero si hay alguien capaz de engañar más al espectador y sumergirnos en este mundo salvaje y misterioso es El Hombre de Negro.

El personaje interpretado mayormente (ojo spoilers) por Ed Harris es a la vez héroe y villano; tanto desde un lado como desde el otro te atrapa y te mantiene pegado a su parte de la trama, así que una vez que descubres la inesperada conexión entre los dos sólo te queda agachar la cabeza y reconocer el talento tanto a las interpretaciones como a un guion maravilloso.

Por una parte, tenemos al Hombre de Negro, villano de western sin escrúpulos pero con una mente ágil y una lengua venenosa que representa un completo misterio para el espectador ya que se sale de los patrones establecidos al respaldar más a los anfitriones que a los propios huéspedes. Es cierto que a primera vista puedes identificarlo como un personaje más que solo aparece de vez en cuando, pero en realidad se muestra mucho más de lo que crees.

Westworld

¿Quién es realmente este hombre?

Y es que a este personaje también lo vemos encarnado por Jimmi Simpson, quien interpreta a otro huésped llamado William. Sí, ese William, ese tímido joven que desde el principio no se encuentra cómodo pero que va sufriendo una transformación a manos del propio parque y de sus anfitriones hasta quedar absorbido por él, con unas intenciones completamente diferentes y convertido en un hombre cruel. ¿A quién os recuerda?

El momento en el que se revela que William es una representación pasada del Hombre de Negro es, sin lugar a dudas, uno de los momentos más inesperados e impresionantes de la serie. Lo que consigue este personaje mediante esta conexión es mostrar el mundo de Westworld en toda su magnitud, mostrar hasta qué nivel puede atrapar y modificar a una persona.

No niego que en esta nueva temporada la serie se centre más en Dolores y en los anfitriones principales, pero tened claro que en los nuevos episodios tendremos más desarrollo de este personaje, mirando tanto hacia atrás como hacia delante.[/column]

[column size=one_half position=last ][authorbox authorid=”49″ title=”Dolores, la chica que toma las riendas”]

El rostro de la revolución

Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood) es Westworld. Sin comparación. La que un día recibió a los nuevos huéspedes en el parque temático más famoso de HBO, tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los personajes más icónicos del panorama de series mundial. Haciendo méritos, por supuesto.

Y es que hasta los androides tienen un límite. Tras años aguantando los abusos de humanos deseosos de infringir la ley, Dolores empieza a hartarse de la vida que lleva, mientras otros simplemente vagan por el parque en busca de un laberinto -como el Hombre de negro- en vez de salvar al que aseguran que es el amor robótico de su vida.

La chica que mató una mosca

El propio Bernard lo predijo. La encantadora Dolores lo aterrorizaba, no por lo que era en su momento, sino por lo que llegaría a ser. Podría ser predecible que una gran mente como la de nuestra androide protagonista iba a acabar revelándose contra un mundo que la humillaba, maltrataba e incluso llegaba a matarla cada día, aunque no en la magnitud que lo hace.

Dolores va paso a paso, de matar un pequeño insecto saliéndose de su programación lineal, a llegar a atentar contra la vida de los directivos de su infierno particular. Mientras tanto, además, también le da tiempo a enamorar al primer visitante pardillo que encuentra. Oh, Ed Harris, ésa también va por ti.

Una mujer de armas tomar

Nuestra protagonista es representada con valores como la justicia o la ambición. De acabar con los abusos a la comunidad de anfitriones de Westworld a conquistar el mundo que es suyo por derecho. 

Una mujer en un mundo de hombres, que no duda en apretar el gatillo contra el opresor. Así es Dolores, que encabeza una revolución que promete desatar el más absoluto caos en el que un día fue el paraíso del libre albedrío sin consecuencias. Una mujer puesta en el papel que le pertenece. Una mujer fuerte e independiente, una líder. Una mujer necesaria, en la ficción, y en el mundo opresor que tristemente no se limita a Westworld.[/column]

Deja un comentario