Cesc Gay vuelve a la televisión con Félix

Vergüenza, Mira lo que has hecho, La Zona, La Peste… son muchas las series originales con las que ya cuenta Movistar+ en su parrilla televisiva. Y nos han dejado claro que esto es sólo el principio. Movistar+ apuesta por nuevas series españolas, con un formato diferente en España para el ya utilizado por Netflix: estrenar toda la temporada el mismo día. Lo nuevo de Movistar+ se llama Félix, un thriller -que no es sólo un thriller- dirigido por Cesc Gay y protagonizado por Leonardo Sbaraglia que se estrenará el próximo 6 de abril.

Félix es una serie única con una mezcla de géneros algo inesperada. Es un thriller, sí, pero es un thriller romántico, con todo el misterio propio de este género, pero también con algo de humor propio de una irónica comedia. La diversidad y la originalidad son la clave hoy en día y eso en Movistar lo saben bien, y Cesc Gay ha sabido plasmarlo muy bien en la televisión. Se trata de una serie de sólo 8 capítulos de alrededor de 50 minutos cada uno.

La trama, que se desarrolla entre Andorra, Madrid y Barcelona, gira en torno a Félix (Leonardo Sbaraglia), un escritor y profesor de literatura, que tratará de encontrar a una misteriosa mujer asiática de la que se ha enamorado. Esta chica, en teoría llamada Julia, “desaparecerá” al poco tiempo de conocerse. Félix tratará de encontrarla mientras vive con su hijo de 8 años al que, por si fuera poco, también acaba de conocer.

En el primer capítulo podemos conocer a Félix, un personaje interpretado de manera impecable y natural por Leonardo Sbaraglia. Félix es un hombre corriente, instintivo y transparente que se mueve por amor. Todo lo que hace lo hará en busca de la mujer que él creía conocer. También podremos encontrar a otros personajes como su vecino y amigo Óscar (Pere Arquillué), Mario, el policía (Ginés García Millán), quienes se verán envueltos de una forma u otra en la desesperada búsqueda de Félix. ¿Conseguirá Félix encontrar a su Julia?

Esta especie de thriller policíaco sorprende por el humor y romanticismo inusual que desprende. Una serie muy al estilo Cesc Gay, con un protagonista aparentemente tierno con el que es difícil no empatizar. El primer capítulo nos deja con la intriga y con ganas de más, así que esperemos que sea una serie que funcione tan bien como parece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here