Hace más de un año llegó a Netflix la que prometía ser una de las series más macabras de la plataforma de streaming. Santa Clarita Diet, con nada más y nada menos que Drew Barrymore encabezando el reparto. Nos presentaba 10 capítulos que contaba el paso de una madre de familia a una ‘zombi’ con más vida que nunca.

La segunda temporada, ya en Netflix, aunque no va mucho más allá en el tiempo -apenas pasan cuatro semanas en las dos tandas de capítulos-, muestra una evolución nada decepcionante que, aunque aún pendiente de renovación, seguirá en una 3ª temporada cuyo guion ya está en marcha. Desde Moobys, te damos 5 razones por las que no deberías perderte esta nueva temporada.

5- Por los personajes. La familia Hammond nos encanta, eso es un hecho. Pero en Santa Clarita hay demasiada gente rara a la que cogerle cariño. Hay personajes que, después de una primera temporada bastante discreta, ahora cobran más protagonismo, como la policía Anne Garcia cuya pareja con Lisa se confirma como la más divertida de la serie, o Ramona, un personaje que, para deleite de los fans seguirá dando mucha guerra desde su extraña templanza.

4- Más tramas. Esta temporada no da ningún respiro. Sheila no parará de encontrar pistas sobre qué ha causado su nueva vida, la historia de los que son como ella e incluso nuevos enemigos a los que combatir con los viejos. El barrio de Santa Clarita estará muy concurrido.

Santa Clarita Diet
Sheila (Drew Barrymore), siempre dispuesta a echar una mano. O dos.

3- Más sangre. Bueno, o quizá sea mejor decir que ‘mejor sacada’. Sheila es toda una profesional en lo suyo, tanto, que ha pasado a otro nivel de gore. La imaginación y el hambre, junto con la acción que caracteriza a esta desatada agente inmobiliaria, hará verdaderas proezas con los cuerpos de sus víctimas.

2- Humor a otro nivel. Ante todo, Santa Clarita Diet es una serie de humor, y nunca decepciona. Ya sea por la familia Hammond -destacando a Joel-, o por el vecindario tan peculiar que los rodea, siempre habrá golpes de humor en los momentos más inesperados.

1- Simplemente, Sheila. Madre de familia, trabajadora, independiente y muerta viviente. Una mujer a la que una extraña condición de zombi liberó por completo de su rutina protagoniza esta serie, y no nos puede encantar más. Una Drew Barrymore apostando fuerte por el que, en alguna ocasión, ha dicho que es uno de los papeles de su vida. Sheila, te queremos. Pero no nos comas por ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here