Mwansa el Grande y No soy una bruja: unos protas muy bajitos

Esto se acaba amigos, en nuestro último día en la 15 edición del FCAT hemos disfrutado del cine de la directora de Zambia Rungano Nyoni y sus dos obras Mwansa el Grande y No soy una bruja. Además, hemos estado en la proyección de la obra Viento del norte con la compañía de Walid Mattar, quien compartió con el público algunas curiosidades sobre el rodaje de la película. Y, para finalizar la jornada, el mercado de Tarifa se convirtió anoche en una sala de cine para disfrutar de la que ha sido considerada como una de las mejores pelis de la historia del cine africano: Touki Bouki.

no soy una bruja

Tanto Mwansa el Grande como No soy una bruja tienen en común a su autora Rungano Nyoni, quien pone la mirada infantil en dos historias emocionantes. En Mwansa el Grande conocemos a Mwansa, un niño que intenta demostrar a todos sus amigos que es un héroe y da rienda suelta a su imaginación para soñar que puede volar y es el más fuerte, el Grande. Un día, por accidente, rompe la muñeca de su hermana Shula y tiene que invocar sus poderes de héroe para arreglarla pero sin la confianza de Shula no será posible. En 23 minutos, Mwansa el Grande recuerda a la narración de un cuento con moraleja y para todos los públicos. En la edición del FCAT del año 2011 fue galardonado con el Premio al mejor cortometraje.

En No soy una bruja la protagonista es también una niña, se llama Shula y tiene ocho años. En su pueblo la acusan de bruja y el Estado se hace cargo de ella encerrándola en un campamento de brujas en medio del desierto. En su nueva vida de bruja, Shula está atada a una cinta blanca conectada a una bobina que no puede cortar. Si lo hace se convertirá en una cabra. No soy una bruja retrata la brujería en África y critica la manipulación que existe entorno a esta creencia a través de los ojos de la pequeña Shula y su triste historia. Para hacer esta película, la directora Rungano Nyoni se documentó durante un mes en un campo de brujas en Ghana. No soy una bruja se presentó en el Festival de Cannes en 2017, donde obtuvo muy buena crítica, ha ganado un premio BAFTA a mejor debut para su directora y ahora se encuentra en la sección competitiva de esta 15 edición del FCAT.

Vientos del norte: el reflejo de dos vidas paralelas

También dentro de la sección oficial a competición Hipermetropía encontramos Viento del norte, el primer largometraje del director tunecino Walid Mattar. Viento del norte tiene como ejes centrales de su historia las vidas paralelas de dos hombres: Hervé y Foued. Mientras que el primero vive al norte de Francia y trabaja en una fábrica que será deslocalizada, Foued vive en las afueras de Túnez y comienza a trabajar por un sueldo mísero en la fábrica que han trasladado desde Francia. Ellos no lo saben pero sus vidas tienen mucho en común, sus trayectorias son paralelas y se reflejan. Walid Mattar hace una gran crítica al capitalismo que se ha desatado como consecuencia de la globalización y ha querido compartir con nosotros la universalidad de la precariedad laboral, se puede vivir tanto en Francia como en Túnez, y existen personas con vidas espejo, similares a la nuestra aunque nunca las lleguemos a conocer.

Viento del norte

 

Touki Bouki o el viaje de la hiena

Para despedir nuestra estancia en el FCAT, Touki Bouki es la encargada de poner la guinda al día de hoy. Se trata de una película del cineasta autodidacta Djibril Diop Mambéty, su obra ha destacado por la diversidad de géneros y estilos pero también por la combinación de diversas temáticas: amor, pobreza, tradición, venganza,… Esta obra senegalesa cuenta, a modo de road movie, la historia de Mory y Anta que se conocen en Dakar y, hartos de la vida que llevan en Senegal y África sueñan con escaparse a París y harán todo lo posible por apañárselas y llegar a Francia. La de Touki Bouki es una narración simbolista con una mirada anticolonial y guiños a la tradición. Esta peli podría ser el Pierrot le Fou (Jean-Luc Godard, 1965) del cine africano, ya que tiene mucha influencia de la vanguardia y en especial recuerda a la nouvelle vague.

Aunque abandonemos Tarifa, no olvidéis que el FCAT durará hasta el 5 de mayo y este fin de semana conoceremos las películas ganadoras. En Moobys os contaremos las últimas novedades y más descubrimientos del cine de este continente tan mágico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here