Encontrar tu sitio muchas veces resulta una tarea realmente complicada

Por mucho que nos esforcemos en negarlo, ya sea después de un Erasmus o tras viajar por el mundo por trabajo o placer, volver a casa no es lo mismo. Porque es como si todo siguiera igual pero al mismo tiempo todo hubiera cambiado. Y la parte más difícil es sin duda volver a adaptarte a esa rutina de la que antes formabas parte.

Y eso precisamente es lo que le ocurre a la protagonista de la última novela de Jara Santamaría, Londres después de ti. Ganadora del Premio Literario La Caixa, esta novela nos cuenta la historia de Naira, una joven española que nunca ha tenido muy claro a qué quería dedicarse. Finalmente escogió derecho, y estuvo en Londres un año de Erasmus. Allí es donde conoció a Jarek, un pianista checo que estudiaba Comunicación.

Por mucho que nos esforcemos en negarlo, ya sea después de un Erasmus o tras viajar por el mundo por trabajo o placer, volver a casa no es lo mismo.

Tras su año de Erasmus su historia de amor continúa a distancia, hasta que un día Jarek pide a Naira que vuelvan los dos juntos a Londres, y ella acepta sin pensárselo demasiado, el problema es que poco antes de irse a Jarek le sale una gira por la República Checa y tiene que retrasar su vuelo de forma indefinida. Naira ha vuelto a Londres sola, ¿cómo la recibirá la ciudad?

A lo largo de la narración es inevitable enamorarse de Naira, de sus miedos, de sus dudas, de darse cuenta de que todos hemos estado en ese punto en algún momento de nuestra vida. A Jarek le conocemos bastante menos, pero el personaje de Naira está muy bien construido, haciendo que sea muy sencillo saber cómo piensa, siente o cuáles serán sus próximos pasos.

Londres después de ti

Londres después de ti de Jara Santamaría

El libro es rápido y sencillo de leer, es bastante cortito y muy entretenido. Eso es tanto positivo como negativo, puesto que al finalizarlo da la sensación de que falta la otra mitad, de que hay muchísimas cosas que se quedan en el aire y de que el libro no avanza tanto como nos hubiera gustado. Posiblemente la sensación esté relacionada con todos los flashbacks que hay, puesto que para entender la relación de Jarek y Naira es necesario volver a cuándo empezó, y eso ocurre dos años antes de que Naira se vaya a Londres.

Durante todo el libro Naira está perdida, muy perdida, y la sensación es estresante e incluso incómoda para el lector. No sé si es lo que pretendía la autora, que el lector también sintiera ese ahogo de no saber qué hacer, esa incertidumbre constante, pero desde luego el libro lo transmite, así como cierta tristeza.

En conclusión, el libro es entretenido y está muy bien escrito, con personajes secundarios como Adriana, Carlos o Samir, que son interesantes y además aportan más información sobre la protagonista y su vida en la capital inglesa. Curiosamente del que menos sabemos y al que por tanto menos entendemos es a Jarek, se hubiera agradecido algún capítulo contado desde su punto de vista o bien más información sobre el protagonista masculino del relato. Y finalmente la sensación de que nos quedamos a medias, de que el libro hubiera dado para más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here