Vacaciones con Mamá, una comedia ligera

La vida no es fácil, y más cuando tienes 60 años, tu marido te ha dejado y tus dos hijas se lanzan contigo de vacaciones para de alguna forma arreglar el infierno que se ha montado en un momento. Y aun con esta premisa ciertamente interesante, Eloïse Lang logra crear una comedia ligera, sin sobresaltos ni dimensiones ni nada y se queda tan tranquila con Vacaciones con Mamá, muestra perfecta de que la comedia puede llegar a ser un género de lo más profundo si se ejecuta de la manera adecuada. Obviamente, este no es el caso.

Vacaciones con Mamá

¡Arriba esos ánimos!

Y ante esta hora y media de peripecias de un trío de actrices bastante notable en su despliegue dramático con una trama y eventos tan banales, vacíos y casi tediosos, el espectador no puede hacer otra cosa que recostarse en su asiento y contar los minutos que quedan para que las luces se enciendan.

A pesar de algún que otro momento rescatable, la película cae en unos personajes demasiado tópicos como para considerar que se han hecho así adrede y una historia desarrollada con tal simpleza y vaguería que no solo te hace recordar ejemplos mejores de este género sino que también te dan ganas de estar viéndolos en vez de esta suerte de comedia que ya podría haber sido un capítulo de cualquier sitcom barata y eso que nos ahorramos todos.

Tampoco me malinterpretéis, Vacaciones con Mamá no es una película que ofenda, pero sí frustra, y más sabiendo el potencial de su premisa argumental. ¿Te hará reír? Pues hasta cierto punto. Pero para eso uno puede ponerse hora y media de vídeos de gente cayéndose que seguro que le hará reír y hará un ejercicio reflexivo como espectador similar al que ofrece esta película, que ni siquiera el carisma de sus protagonistas puede salvar. Espero que al menos a la madre le hayan servido de algo estas vacaciones.

Deja un comentario