¡Viva el cine italiano!

¿Sabías que el cine italiano nació gracias a unas grabaciones que se le hicieron al papa León XIII mientras bendecía la cámara fotográfica? Esto ocurrió unos meses después de que Los Hermanos Lumiére inventaran el cinematógrafo, en París, en 1895.

El cine italiano ha sido considerado de los mejores desde siempre, especialmente las películas propias del neorrealismo, después de la Segunda Guerra Mundial, donde se realizó la mayor aportación de Italia a la historia y a la evolución del cine.

Para empezar a navegar en el maravilloso mundo fílmico italiano, aquí os dejamos las cinco películas más representativas que seguramente no dejarán de sorprenderos.

5. 5. La Dolce Vita (1960)

Fotograma «La Dolce Vita»

Esta película hizo que la emblemática Fontana di Trevi de Roma se hiciera casi más famosa que el Coliseo o el Panteón. Mucha gente acude allí e imagina tener a un Marcello Mastroianni o a una Anita Ekberg, viviendo una imagen tan bonita como la que ellos inmortalizaron en ese mismo lugar dentro del largometraje.

La película fue considerada para muchos como la mejor obra del director Federico Fellini, dejándola en un lugar aparte dentro de su filmografía, ya que no la consideraban como una película propia del neorrealismo, etapa en la que se incluía éste.

En ella se cuenta la historia de un periodista en busca del éxito en su profesión, el mismísimo Marcello Mastroianni, que de fiesta en fiesta va recorriendo la ciudad de Roma y conociendo a muchas de sus personalidades. El paseo por la ciudad italiana le provocará algún que otro requiebro pero, ¿encontrará verdaderamente el éxito?

4. 4. La gran belleza (2013)

Fotograma «La gran belleza»

La película del director Paolo Sorrentino provocó la resurrección del cine italiano, ya que consiguió nada más ni nada menos que el Óscar, el BAFTA y el Globo de Oro a la Mejor película extranjera en el año 2013, algo que desde 1988 con el estreno de Cinema Paradiso Italia no había vuelto a conseguir.

Muchos la consideran como el nuevo resurgir de la idea de Federico Fellini en La dolce vita, pero con un personaje de 65 años y con ambiente mucho más moderno, más del siglo XXI. El protagonista, un sobresaliente Toni Servillo, haciendo de escritor y periodista, vive una situación rutinaria e insatisfecha y acude a fiestas reflexionando sobre lo que ha sido y en lo que ha acabado siendo. Toda una película cargada de filosofía y que hará replantearte muchas de tus propias acciones.

3. 3. Cinema Paradiso (1988)

Fotograma de «Cinema Paradiso»

Esta película declaró en su argumento el verdadero amor por el cine, sin tapujos, creando cinéfilos por todos los lugares del mundo. En un primer momento, el filme en Italia no tuvo una buena acogida por parte del público debido a su larga duración (155 minutos); tuvo que pasar a 123 minutos para que pudiera estrenarse mundialmente, convirtiéndose en un éxito internacional.

Uno de los aspectos claramente elogiados fue la música de Ennio Morricone y de su hijo Andrea Morricone, donde éste último pudo crear su primera composición cinematográfica aun cuando estudiaba en el Conservatorio.

La película se ha considerado uno de los clásicos de la historia del cine, siendo incluso posteriormente remasterizada en septiembre de 2014. Poco hay que decir de este largometraje. Si quieres de verdad amar el cine, no dudes en perderte en sus imágenes: No la olvidarás jamás.

2. 2. Ladrón de bicicletas (1948)

Fotograma de «Ladrón de bicicletas»

Esta obra es considerada como una de las más emblemáticas del neorrealismo italiano. Ha sido nombrada por muchos críticos como una de las mejores películas jamás hechas, además de ser una película magnífica con un elenco de actores no conocidos, ya que no son profesionales.

Es una película claramente medida: Cada plano está prácticamente realizado para crear una sensación en el espectador. Ninguna escena fue realizada en estudio, todas fueron hechas en la calle. En ella se pretendía mostrar una realidad, pero a través de la simplicidad, centrándose en unos hechos no ficticios más que en una trama dramática que pretenda nada más que emocionar.

En el largometraje se cuenta la historia de un señor que para poder trabajar necesita una bicicleta. La bicicleta acaba siendo robada y él con su hijo inician su búsqueda por toda la ciudad de Roma, donde quedará reflejada una dura realidad propia de la posguerra en Italia. Los dos protagonistas son narradores de una historia que, aunque se cuente a través del cine, desgraciadamente, tenía poco de ficción.

1. 1. La vida es bella (1997)

Fotograma de «La vida es bella»

Uno de los mayores éxitos en taquilla de toda la filmografía italiana. Conquistó el corazón de medio mundo, creando diferentes emociones a lo largo de todas sus frases y escenas, de principio a fin. Roberto Benigni consiguió crear una comedia de lo más emotiva, de una realidad que era un absoluto drama, llamándose ésta la Segunda Guerra Mundial.

La película logró tres Óscars, uno de ellos el de mejor actor para Roberto Benigni. No hablar inglés en su película no fue un impedimento para hacerse con el premio de la Academia, algo sin duda histórico y muy meritorio para el creador del filme. Además, ganó el de Mejor película de habla no inglesa, sumándose el de Mejor banda sonora, formando parte del grupo de las composiciones más famosas de la historia del cine.

Si quieres poder decir por una vez en la vida que del Holocausto salió algo precioso no dudes en ver esta película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here