¿Creíais que con Proyecto Rampage era suficiente? Pues para Universal y a Dwayne Johnson parece que no, trayéndonos El Rascacielos, un filme muy entretenido pero que se queda muy lejos de lo que pretende ser: una buena película de acción.

El Rascacielos nos presenta la historia de Will Sawyer (Dwayne Johnson), un ex militar y antiguo líder del Equipo de Rehenes del FBI, que tras una gran explosión en una de sus misiones pierde una pierna, y tras su recuperación, es contratado para revisar la seguridad del rascacielos más alto del mundo situado en la ciudad de Hong Kong. Todo se torcerá cuando unos extraños villanos irrumpan en el edificio y comience a arder, con la familia de Sawyer en su interior.

Tienes que tener claro que al ver esta película sabes a lo que vas. Y no le puedes pedir más. Quizás que su duración sea algo más corta, ya que 110 minutos de Dwayne Johnson comportándose como MacGiver puede que te acabe aborreciendo un poco. Pero si lo que estás buscando es pasar un rato entretenido con muchas explosiones, clichés varios y disparos a mansalva, El rascacielos es la película ideal para ti.

El Rascacielos
Cartel oficial de “El Rascacielos”

El rascacielos y su acción mediocre de alto presupuesto, otra vez

Parece que Hollywood no se cansa de intentar encontrar la fórmula perfecta para realizar una brillante película del hombre contra el entorno. Y parece que no se cansa de intentarlo con Dwayne Johnson, al que nada tenemos que reprochar, ya que su peculiar carisma y su fuerza espectacular hacen que estos tipos de papeles le vengan como anillo al dedo. En 2015, veíamos al bueno de Jonhson enfrentándose a la mismísima falla de San Andrés en lo que fue un desastre narrativo audiovisual que la crítica señaló. Y ahora en 2018, Dwayne “The Rock” Johnson volvía a la gran pantalla por partida doble con Proyecto Rampage y con El Rascacielos, donde de nuevo los fantasmas del pasado aparecen, dejando películas flojas y previsibles narrativamente.

¿Conocéis la ley del mínimo esfuerzo? Rawson Marshall Thurber, director y guionista de El Rascacielos la conoce a la perfección, y no ha dudado en utilizarla para escribir el guion de su película. Un guion que no presenta nada nuevo, situaciones idénticas que llevamos viendo año tras año en los filmes de acción hollywoodienses, llenas de clichés y previsibles hasta decir basta. Y no solo que sea un guion que repite todo lo que ya habíamos visto, sino que en él hay unos agujeros narrativos de un calibre considerable.

El Rascacielos
Fotograma de “El Rascacielos”

Hay un tema del guion que especialmente me molesta y donde se observa la vaguería del guionista con mayor claridad. Y me refiero al desarrollo y carisma de los personajes. El personaje de Johnson es el del típico héroe humilde, familiar y que por si fuera poco, intentan diferenciarle del héroe común haciendo que tenga una pierna ortopédica, para que así también empaticemos con él. Pues bien, no consigue ninguna de las dos cosas, ya que la pierna se la quita y se la pone como si fuese nada más y nada menos que el inspector gadget, utilizándola de herramienta en vez de demostrar que es un hándicap y que a pesar de ello lucha por su familia.

Por otro lado, su mujer y sus hijos, como no, llenos de clichés y con un arco de desarrollo muy limitado. Y para acabar con el tema de los personajes, vamos con la traca final, los antagonistas. Unos antagonistas que se reconocen desde los primeros instantes y que eliminan toda sorpresa e intriga que pueda absorber al espectador.

El rascacielos, a pesar de no ser nada nuevo y de cojear en muchas facetas narrativas, es entretenida, no estás deseando que acabe mirando el reloj, pasas un buen rato y acción no le falta. Técnicamente, como era de esperar, es impresionante. Se nota hacía donde se ha dirigido la mayor parte del presupuesto y que es lo que manda en estas películas, la espectacularidad por delante de la narrativa.

Director: Rawson Marshall Thurber.

Reparto: Dwayne Johnson, Neve Campbell, Pablo Schreiber, Roland Møller, Paul McGillion, Adrian Holmes, Noah Taylor.

Duración: 103 minutos.

Fecha de estreno en España: 13 de julio de 2018.

Deja un comentario