BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Stranger Things, Dark… parece que en Netflix gustan las historias de ciencia-ficción protagonizada por adolescentes, y desde el 24 de agosto ya podemos disfrutar (aunque de eso hablaremos más adelante) de The Innocents, una serie de amor adolescente con tintes de ciencia ficción sobrenatural al estilo escandinavo casi, que tras verla y siendo sincero, me es casi imposible decidir si me ha gustado o no.

Cuando Harry encontró a June

Como ya he dicho antes, The Innocents es una historia de amor, el viaje de June y Harry (o más bien, la huída) a través de un mundo ajeno y hostil. Pero esto ya lo pudimos ver en The End of the F***ing World, por ejemplo, aunque haya una pequeña diferencia entre estas dos series: una de ellas sabe manejar a estos personajes, y lamentablemente no es de la que estamos hablando.

The Innocents

El problema no solo radica es un guion que apenas sostiene la historia decentemente, sino que simplemente, si tienes una historia con dos claros protagonistas, estos deben ser personajes bien definidos, sólidos, con los que puedas identificarte y te preocupes por ellos. Y me temo mucho que la emoción más fuerte que pude sentir hacia este par de pánfilos salidos de un mal día en Crepúsculo fue ganas de golpearlos. Son sosos, pobremente dibujados, y cuyo único rasgo identificador es que “se quieren mucho muchísimo”.

La música es digna de una buena playlist de Spotify

Aún con todo, tampoco nos enfrentamos a una serie terrible, simplemente floja. Floja en su historia, con una premisa más o menos interesante pero muy mal desarrollada, perdiéndose entre el romance de sus protagonistas y subtramas que ni vienen a cuento ni se necesitan, dando una sensación de inconsistencia general. Aunque el reparto es uno de los puntos fuertes, eso hay que reconocérselo. Tanto Sorcha Groundsell como Percelle Ascott ofrecen una actuación más que digna y sincera, a pesar de la escasa química que hay entre ellos. También hay invitados estrella como Guy Pierce, siempre correcto, y en conjunto un reparto coral de lo más respetable, sobre todo destacando a Abigail Hardingham, para mí el personaje de lejos más interesante y con más matices, eclipsando incluso a los protagonistas.

The Innocents, para inocentes, nosotros

Entonces, ¿qué hacemos con The Innocents? Aunque haya parecido lo contrario, no es una mala serie. Pero tampoco merece ocho horas de nuestra vida. Ni siquiera sabría a qué clase de público recomendarla, pues su trama va evolucionando de la road-movie romántica al drama indie young adult para terminar en una suerte de thriller paranormal. Puede que al público adolescente especialmente hormonado le llegue a interesar, pero poco más puede ofrecer la serie.

The Innocents

Sea como sea, The Innocents es una propuesta correcta, con una historia poco inspirada y que a pesar de su final (el cual por fin logró despertar una reacción emocional en mí, ya era hora), veo muy difícil una segunda temporada aceptable, pues ya podemos ver que en el aspecto de guion no anda muy centrada, además de no tener tampoco personajes con los que valga la pena compartir un viaje más largo que el de ocho episodios. Aunque la música sí que es digna de una buena playlist de Spotify. Algo es algo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here