First Man nos cuenta la llegada del hombre a la luna

Esta semana llega a los cines de todo el mundo First Man, el nuevo proyecto de Damien Chazelle (Lalaland) que una vez más acude al gran Ryan Gosling (Lalaland, Drive) para protagonizar esta película. Sin embargo, lo que puede parecer un éxito asegurado con esta plantilla repleta de estrellas se titubea ante un proyecto al que le falta historia y le sobran expectativas.

Lo nuevo de Damien Chazelle

La película se centra en la misión de mandar al primer hombre a la luna desde los Estados Unidos. Situada en los años 60, Neil Amstrong tendrá que hacer frente al reto más importante de su carrera y de su vida y dejarlo todo por esta misión y por su país. Además, veremos como el aventurado y peligroso proyecto afecta al gobierno, a la NASA y a todo el país americano.

First Man

De nuevo Chazelle vuelve a lucirse en lo técnico. Como ya vimos en proyectos anteriores, el director nos ha acostumbrado siempre a la calidad, a que una película de baile se lleve varios Oscar incluyéndole a él como mejor director (Lalaland) o que un profesor de música se lleve un Oscar a mejor actor secundario (Whiplash). En esta ocasión no es diferente, First Man es, de principio a fin, un auténtico espectáculo en lo técnico y en lo visual, pero se que queda ahí.

Un auténtico espectáculo, técnico y visual

Lo que le falta a esta película es algo que contar, y aunque es cierto que no deja de ser una película histórica no va más allá del biopic del protagonista. La actuación de Ryan Gosling se queda muy escasa para lo que estamos acostumbrados a ver de este actor y la película no termina de profundizar en su personaje.

Quizás el gran enemigo de esta película sean las expectativas puestas en ella, es cierto que seguramente en Estados Unidos sea un éxito y un tema que encante, pero hubiese tenido mejor resultado de haber intentado contar algo más.

Dirección: Damien Chazelle.

Reparto: Ryan Gosling, Jason Clarke, Claire Foy, Kyle Chandler, Corey Stoll,Pablo Schreiber, Lukas Haas, Brian d’Arcy James, Aurelien Gaya, Ciarán Hinds, Ethan Embry.

Duración: 133 minutos.

Deja un comentario