Aunque lo habitual en los festivales de cine es que los diferentes pases de las películas proyectadas sean programados de forma escalonada en diferentes días, con el objetivo de llegar a un mayor público, esta vez fue diferente: Stan & Ollie, la nueva película biográfica del director Jon S. Baird sobre este mítico dúo cómico, más conocido en España por El Gordo y el Flaco, fue reservado a modo de traca final a la última noche del London Film Festival 2018.

Stan & Ollie

Un homenaje a los comediantes Oliver Hardy y Stan Laurel

Honestamente pese a que creo que ha sido una idea arriesgada por parte de los que tomaron esta decisión, ya que dejar a una película como la obra que dé el gran cierre a un festival siempre puede levantar una expectación que juegue en contra de la cinta, sin embargo hay que decir que afortunadamente no ha sido así. Stan & Ollie es una dignísima película de las que sus responsables pueden estar más que satisfechos de haber homenajeado fantásticamente a los comediantes Oliver Hardy y Stan Laurel.

Una gran baza de la película es haberse decantado por crear una historia sencilla, sin complicaciones. Con una duración no excesiva de 97 minutos, Jon S. Baird decide centrase prácticamente en exclusiva en las últimas actuaciones y vivencias de estos dos cómicos, mostrándonos los últimos pasos de dos viejas glorias que aunque siguen siendo apreciadas y reconocidas por el público recuerdan con melancolía los gloriosos tiempos pasados. Sus dos grandes pilares son sus dos grandes protagonistas con un Steve Coogan y John C. Reilly en estado de gracia para este nuevo trabajo.

Un reparto en estado de gracia

El gran fuerte de Stan & Ollie es sin duda la elección de sus dos protagonistas. La peculiaridad de los papeles que interpretan Steve y John es que mezclan escenas dramáticas con escenas cómicas donde era fácil caer en el peor de los ridículos. No es así, ni mucho menos. Un guion acertado y bien equilibrado sumado al buen hacer y carisma de su reparto consiguen que esta a priori extraña combinación de comedia, drama y emotividad que muchas veces naufraga en otros largometrajes termine por funcionar estupendamente. Con papeles secundarios también brillan las actrices Shirley Henderson y Nina Arianda como Lucille Hardy y Kitaeva Laurel respectivamente, interpretando a las esposas de los comediantes que complementan y crean química con los dos protagonistas de manera sobresaliente, terminando por compartir el peso de las escenas más emotivas.

Stan & Ollie es una cinta que ha terminado por inmortalizar a este dúo de comediantes

En el apartado técnico cabe destacar una bellísima fotografía y un metódico y cuidado trabajo en la ambientación de los años 50. Se aprecia en cada fotograma el mimo que todos los implicados en el proyecto han puesto en la película para que sea un verdadero tributo a estas dos leyendas del cine.

En definitiva, Stan & Ollie es una cinta que ha terminado por inmortalizar a este dúo de comediantes, de obligado visionado para todos aquellos que amamos el cine. Su estreno oficial está previsto para el 28 de diciembre de este año, marzo de 2019 en el caso de España.

Deja un comentario