Que Hugh Jackman es un gran actor es algo que ya nadie lo pone hoy en día en duda, alcanzando el estrellato con su papel de Wolverine desde X-Men en el año 2000 ha sido una de las caras más conocidas del mundo. También se ha labrado una gran admiración entre público y critica con su papel en el musical Les Miserables del año 2012, ganando así el Globo de Oro a mejor actor de comedia o musical.

The Front Runner se basa en la obra biográfica del senador Gary Hart

Sin embargo, todo esto parece saberle a poco al ya consagrado actor y como él mismo ha reconocido en más de una ocasión, los próximos proyectos en los que quiere embarcarse desea que estén fuera de estos dos géneros cinematográficos (superhéroes y musicales) que han marcado su trayectoria hasta ahora.

The Front Runner
The Front Runner

The Front Runner es sin duda una de esas películas por las que Jackman debía estar deseando participar, una película que de llegar a funcionar es uno de esos largometrajes que le pueden edulcorar muchísimo la filmografía a cualquier estrella. Desgraciadamente no creo que termine siendo así ya que ha dejado una de las sensaciones más frías entre las proyecciones en el London Film Festival que he podido presenciar hasta ahora.

Con una premisa ya tratada en el cine, The Front Runner se basa en la obra biográfica del senador Gary Hart para mostrarnos su accidentada campaña electoral de 1988 por intentar alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.

Un gran reparto no salva una historia

Uno de los grandes atractivos de la película es su reparto, junto a Hugh Jackman, el cual es destacable decir que hace un buen trabajo, tenemos a actores de la talla de JK Simmons, Vera Farmiga o Alfred Molina.

El gran problema de The Front Runner es presentarnos de nuevo una historia ya conocida, con algún matiz y punto de vista propio y algo diferente, no lo niego, pero al fin y al cabo con una trama que al espectador no le sorprende. Hace vivir en un aburrido déjà vu que terminará matando el interés y expectación sobre qué pasará a continuación.

The Front Runner es una película que se siente demasiado norteamericana

Sumado a este problema hay otro algo más subjetivo, y es el caso de las peculiaridades y moralidad de la política y pueblo americano (tan purista en algunos aspectos) que vista desde los ojos europeos te hacen preguntarte si realmente es tan grave lo que pasa en pantalla para sustentar todo un largometraje de casi dos horas de duración, en cierto modo es una película que se siente demasiado norteamericana y que te hace sentir distante, no consiguiendo que conectes con ella.

Quizás el espectador estadounidense la encuentre mas atractiva que aquel que no lo es, o un espectador con intereses y/o estudios en campos como la política o el periodismo vea en ella un aliciente al intentar tratar temas como la moralidad periodística y el llamado periodismo sensacionalista, pero fuera de estos perfiles pese a que es una película correcta en muchos otros aspectos no creo que sea la cinta que muchos cinéfilos puedan esperar con gran interés para ver en la gran pantalla, y esto lo corrobora la ausencia completa de aplausos tras su proyección en Londres, probablemente la mejor prueba y mas evidente a la que se enfrenta un largometraje en un festival para saber si efectivamente gusta o no al público.

El estreno de The Front Runner esta previsto para febrero de 2019 en España, noviembre de este año en el caso de EEUU.

Deja un comentario