Shion Miura le otorga a la gramática un papel esencial en su novela 

Aunque todos hemos consultado un diccionario alguna vez en nuestra vida (al menos hasta la generación Millenial, no puedo asegurarlo de las generaciones que les sigan), pocos se habrán preguntado cómo se hace un diccionario, pero es precisamente de lo que nos habla la última novela de la autora Shion Miura.

Araki, el responsable está a punto de jubilarse y tiene que buscar un sustituto para su puesto de trabajo.

Ganadora de diversos premios en Japón, La gran travesía allí no es tan sólo un libro, sino que también ha sido adaptada a película y a serie animada, todo un éxito que aterrizó hace unos meses en las librerías españolas.

La gran travesía nos habla del departamento de diccionarios de la editorial Genbu Books cuando el responsable del departamento, Araki, está a punto de jubilarse y tiene que buscar rápidamente un sustituto para su puesto de trabajo. La persona que le reemplace tendrá como principal labor la creación del nuevo diccionario de la editorial, llamado La gran travesía.

Araki encuentra a su sustituto en el departamento de ventas de Genbu Books. Majime es un joven tímido y taciturno con muy pocas habilidades sociales pero una gran pasión por las palabras que resulta ser la persona más indicada para el puesto.

Shion Miura y su pequeña editorial

El libro de Miura nos cuenta la evolución del diccionario a través de los empleados del departamento de diccionarios de la pequeña editorial Genbu Books y de cómo muchas palabras van evolucionando a lo largo de los años que se tarda en elaborar un diccionario, sus constantes cambios, etc.

La gran travesía
Portada del libro La gran travesía

Un libro dedicado a otro libro

La autora se toma su tiempo a la hora de explicar tanto el proceso de la creación del diccionario, con sus distintas etapas y todos los significados que puede tener cada palabra, así como qué palabras deben estar obligatoriamente incluidas en el diccionario y cuáles no.

La gran travesía, lo nuevo de Nocturna Ediciones

La historia cuenta realmente con dos personajes principales en esta historia, el diccionario y Majime, su protagonista de carne y hueso, y es en estos dos personajes en los que la autora consume más tiempo y esfuerzo, logrando que el lector los entienda.

La gran travesía, de apenas 350 páginas, está prácticamente dedicado al diccionario y Majime, lo que hace que el resto de personajes pierdan importancia y también en demasiadas ocasiones el sentido. Un claro ejemplo de esta falta de conocimiento de los personajes pueden ser Araki, el profesor Matsumoto o incluso Kaguya, el interés amoroso de Majime.

La gramática japonesa y la forma de ver la vida

El libro engloba prácticamente todo el tiempo que tarda en fraguarse el diccionario, más de una década, y nos va contando cómo evolucionan con los años los personajes que trabajan en él, haciendo que el último capítulo (el libro consta sólo de 5 capítulos) dé un salto temporal importante que introduce nuevos personajes como el de Kishibe.

Aunque la novela resulta un tanto lento en algunas ocasiones, en general es muy interesante desde el punto de vista de la gramática japonesa, así como del carácter japonés y su forma de ver la vida. Lo único que se echa en falta es un poco más de profundidad en los personajes secundarios y sí, también un poco más de emoción en la narración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here