BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Vivimos en la era de los mega-blockbusters. El 2018 pasado supuso el año con mayores ingresos en taquilla en la historia del cine. Y lo más llamativo también es que la mayoría de estos filmes tienen una puntuación de lo más alta por parte del público. Esto podría ser positivo, podría significar que Hollywood ha dado con la fórmula mágica para crear obras comerciales de calidad. El problema es que no es el caso.

La idea de este artículo surgió el pasado viernes, cuando salía con unos amigos de ver Capitana Marvel. Una película entretenida pero mediocre a mi gusto. El resto de mis amigos opinaban lo mismo, pero fue algo que dijo uno en concreto que me llamó mucho la atención. Hablando de qué nota le pondríamos, yo dije que un 5, y él me contestó que un 7 y medio. “Pero, si has dicho que sólo te ha entretenido”, contesté, a lo que él replicó “Por eso, me ha entretenido”. Veo que aquí se resume mi punto: ¿en qué momento como público hemos empezado a darle tanta estima a una película que como mucho nos entretiene?

El público y el blockbuster

¿Es el blockbuster la muerte del público crítico?

Pero este es un problema que provenga de Capitana Marvel, ni mucho menos. No creo que haya un punto de partida concreto, una película que desatase esta epidemia de mediocridad aceptada por las masas. O incluso a lo mejor este ha sido así desde siempre y no me había dado cuenta. Aunque no lo creo.

Pongamos un ejemplo reciente. La gente literalmente alucinó con Spiderman: Un Nuevo Universo, sólo oía lo buena que era, que tenía que verla… Y la vi, y por supuesto que me gustó. Y entendí por qué el revuelo con esta película: es que es un blockbuster bien escrito con un guion sólido. Ni siquiera era un grandísimo guion, pero al menos se veía que alguien le había dedicado tiempo al realizarlo. Había tensión emocional, arcos bien definidos, buenas relaciones entre personajes… ¿Dónde está eso en los últimos grandes blockbusters? ¿En Aquaman, en Jurassic World o en la mayoría de las películas del MCU? Ése es mi punto.

El público y el blockbuster

Remakes, reboots, adaptaciones…

No estoy diciendo que todas las películas tengas que ser El Caballero Oscuro; sería aburrido. Pero es que estas cosas que he dicho te las encuentras en películas de aventuras sin pretensiones como Piratas del Caribe, en pura pirotecnia como es Una Nueva Esperanza. Ha tenido que venir una película de Spiderman de animación para decirnos que no es tan difícil hacer películas de entretenimiento que al menos no den vergüenza ajena.

Pero lo que he venido a decir con este artículo no tiene tanto que ver con las películas, más bien es con el público. ¿Por qué sino se siguen haciendo estos blockbusters tan insípidos? Porque al parecer a la gente les gusta. Y esto no es otra cosa que el resultado de años y años en los que nos hemos acostumbrado tanto a remakes, reboots, adaptaciones; cintas que en resumen carecen de una idea realmente original, que ahora creemos que eso es lo mejor que se nos puede ofrecer. Somos demasiado permisivos, demasiado bajas nuestras expectativas. De ahí que bazofias como la más reciente Aquaman superen los mil millones de dólares, o que películas tan flojas e insípidas como Black Panther estén nominadas al Oscar y haya gente a la que le parezca bien.

Pero bueno, al final esto es opinión mía, ahora lo interesante es debatir sobre ello en los comentarios. ¿Estáis de acuerdo con esta afirmación o creéis que este es un artículo alarmista y hater más?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here