La gama media Android, aquellos dispositivos de más de 150€ y menos de 350€, es uno de los sectores más saturados de los smartphones. La competencia es voraz y todas las marcas intentan destacar con alguna característica rompedora o precios muy ajustados. Hisense es de esas marcas chinas con mucho recorrido en España que quizás no son tan disruptivas pero siempre han tenido relevancia. En esta ocasión os vamos a mostrar el Hisense Infinity H12, un dispositivo sencillo pero eficiente.

Hisense Infinity H12, acabado premium, características sencillas

Visualmente, el Infinity H12 tiene un aspecto de calidad y robustez. Curiosamente, se presenta en un único color oro rosa pero que sólo se aprecia en la parte trasera. Este modelo ha optado por una trasera de cristal que tiene tantos detractores como defensores. En este caso el acabado claro evita todo tipo de huellas además que la carcasa que viene incluida con el dispositivo (así como el protector de pantalla, una incorporación habitual de la marca) evita las ralladuras. Los bordes de aspecto metálico del Infinity H12 facilitan el agarre haciendo que sea cómodo y no resbale.

El Hisense Infinity H12 es de esa hornada smartphones que inspirados por Apple prescinde del jack de auriculares teniendo únicamente un USB-C para todas las conexiones (en la propia caja tendremos unos auriculares y un adaptador). Igualmente, la pantalla infinita del Infinity H12 presenta el clásico notch del iPhone y un ligero recorte en la arte inferior. Además de la disposición clásica, la pantalla es uno de los puntos más mejorables de este smartphone ya que aunque su resolución HD+ se defiende bien y ayuda a aumentar la autonomía, 400 nits quedan un poco cortos en situaciones de mucha luz, quedando un tanto oscura.

Internamente, el Hisense presenta una configuración que no destaca especialmente respecto a la competencia pero que da grandes resultados. 4GB de RAM y un procesador Snapdragon Octa-Core a 1,8GHz es una combinación habitual para los dispositivos entre 250€ y 300€. Su batería, de 3400mAh, es la justa para ofrecer un rendimiento de un día sin muchos sobresaltos, siempre y cuando no se abuse de ciertos juegos o redes sociales.

h12 hisense

Velocidad sin personalización ni bloatware

Uno de los grandes aciertos de los smartphones Hisense desde hace unos años es que vienen con un sistema operativo Android (Oreo en el caso del Infinity H12) sin ninguna capa extra de personalización. Salvo alguna honrosa excepción, las capas de ajustes visuales sólo sirven para ralentizar o cargar el sistema y terminan siendo contraproducentes. Por este motivo, el Infinity H12 carga rápido y sin ningún tirón y las aplicaciones funcionan sin problemas. A pesar de ello, el hardware del dispositivo hace que los juegos más exigentes como Fornite o Asphalt 8 necesiten correr a configuraciones mínimas o soportar altos tiempos de carga.

Además, a diferencia de otras marcas chinas, el Infinity H12 prescinde casi al completo de bloatware, las típicas apps preinstaladas que ofrecen funcionalidades innecesarias que además suelen ser difíciles o imposible de eliminar. En este dispositivo solamente encontraremos un par de juegos y una pequeña app para limpiar la memoria del sistema, siendo todas desinstalables sin problemas.

Una de las características donde suelo prestar más atención y que me ha decepcionado un poco es la cámara. Para empezar, resulta curioso que la cámara frontal tenga más megapíxeles que la trasera, primando el uso en selfies. Según el fabricante, el software de la cámara es capaz de optimizar las fotos entre un conjunto de 120 de escenarios, pero en la realidad, la mayoría de las fotos tomadas presentan simplemente un contraste mayor y unos colores aplanados que hace que parece que tengamos el famoso «Modo Belleza» activo permanentemente.

La cámara cuenta con un par de añadidos curiosos, como la funcionalidad que detecta sonrisas para hacer la foto y el gracioso «Modo Bebé», que produce varios sonidos y espera a que los niños miren a cámara para realizar la foto. Son detalles, pero que en definitiva dejan una cámara un poco coja que además sigue sin comportarse dignamente en condiciones de poca luz, obligándose a mantener mucho tiempo la cámara fija o incluso encima de un trípode.

En definitiva, el Hisense Infinity H12 tiene que codearse con una gran cantidad de pesos pesados del sector, como los dispositivos Xiaomi u Honor. Con un precio de salida de 250€ puede antojarse un poco alto ya que cae en esa zona media donde hay otros smartphones más asequibles con esas características o con ese precio y prestaciones más llamativas.

h12 hisense

Especificaciones técnicas Hisense Infinity H12

  • Procesador
    • Velocidad QUALCOM SDM450
    • Tipo CPU Octa-core 1.8 GHz
  • Pantalla
    • Tamaño 6.19»
    • Resolución 720×1500
    • Tecnología IPS HD+
    • Número de colores 16,7 millones
  • Cámara
    • Trasera – Resolución 12 y 5 MP
    • Frontal – Resolución 16 MP
    • Apertura F1.8 Trasera, F2.0 frontal
    • Resolución de grabación de vídeo 1080p@30fps
  • Memoria
    • RAM (GB) 4
    • Memoria Interna (GB) 32
    • Externa MicroSD (hasta 128GB)
  • Conectividad
    • Interfaz USB USB-C
    • Auriculares NO
    • NFC 
  • Especificaciones físicas
    • Dimensiones (AlxAnxProf, mm) 156.05 x 76.18 x 7.8
    • Peso (g) 155
  • Batería
    • Capacidad: 3400mAh No Extraíble

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here