Las tres temporadas de la serie están disponibles en Netflix 

Para la saga Shadowhunters, de la escritora Cassandra Clare, el salto a la pequeña y a la gran pantalla no ha salido especialmente bien.

A pesar de contar con muchísimos seguidores en el mundo, la película protagonizaba por Lily Collins y estrenada en 2013 fue un fracaso, motivo por el que no se rodaron más. Pero a la serie, de Freeform y emitida por Netflix a nivel mundial, tampoco le ha ido mucho mejor.

Se estrenó en el año 2016 y tras tres temporadas, el pasado verano se decidió su cancelación al dejar de contar con el apoyo de Netflix. Por aquel entonces la serie ya había emitido la primera mitad de su tercera temporada y estaba a punto de lanzar la segunda mitad. Lo que finalmente se decidió para intentar contentar de alguna manera a los fans fue retrasar el lanzamiento de esta segunda tanda de 10 capítulos hasta la primavera de 2019 y rodar otras dos horas y media de material para intentar darle a la serie el final que se merecía.

¿Lo consiguieron? Pues sí y no.

Alec y Magnus
Alec y Magnus

Shadowhunters temporada 3B

Con una primera temporada de introducción bastante buena, y una segunda un poco más floja, es un hecho que la tercera temporada de Shadowhunters ha sido la mejor de las tres, con los actores metidos completamente en sus personajes y tramas más complejas y oscuras. Pero, aunque ha sido la mejor, también ha intentado en demasiadas ocasiones contar demasiado en muy poco tiempo.

El final de Shadowhunters nos cuenta lo que quería contarnos, y lo hace con unos actores comprometidos con darles a sus fans el final que se merecen.

La primera tanda de episodios de la tercera temporada estuvo marcada por la aparición de Lilith y el búho, mientras que en la segunda se explora más en profundidad la relación de Clary (Katherine McNamara) con su hermano Jonathan (Luke Baines), que es mitad humano y mitad demonio y el posible reencuentro entre Clary y Jace (Dominic Sherwood), su gran amor.

Tampoco se olvidan del resto de tramas, con Magnus (Harry Shum Jr.) intentando vivir sin poderes junto a Alec (Mathew Daddario), o de la relación de amistad venida a más de Simon (Alberto Rosende) e Izzy (Emeraude Toubia).

Rodando a toda prisa

Sí, es cierto que los últimos capítulos sirven de cierre abierto para la serie, pero el problema de querer contarlo en tan poco tiempo es precisamente ese, que es imposible. Todo pasa muy deprisa porque hay que intentar cerrar todas las tramas y no da tiempo a procesarlo.

La serie le da a cada una de sus parejas su tiempo y sus momentos

Incluso los guionistas admiten que si hubieran podido rodar la cuarta temporada toda la trama de esta segunda mitad de la tercera se hubiera continuado desarrollado en la cuarta, pero de un modo mucho más pausado y explicado. ¿Por qué no la renovaron?

Aunque a toda prisa, la segunda parte de la tercera temporada de Shadowhunters nos cuenta lo que quería contarnos, y lo hace con unos actores comprometidos con darles a sus fans el final que se merecen y eso es muy de agradecer. La serie le da a cada una de sus parejas su tiempo y sus momentos, haciendo que los seguidores puedan despedirse de ellos.

¿El resto de sus tramas? Ya sabéis, podéis encontrarlas en los libros.

Dirección: Matthew Hastings, J. Miles Dale, Joshua Butler.

Reparto: Katherine McNamara, Dominic Sherwood, Alberto Rosende, Emeraude Toubia, Matthew Daddario, Harry Shum Jr, Isaiah Mustafa, Alisha Wainwright.

Duración: 42 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here