Una forma distinta de entender los versos

“No volveré a olvidarme de mí”, así es como empieza el poemario Raíz, del escritor y periodista Jorge Jiménez García. Su poesía metafísica, tal y como él mismo la denomina, se da a conocer con Raíz y Arcángel, sus dos primeros libros de poemas, que están disponibles en Amazon.

A través de esta poesía distinta conocemos un poco más a este joven que creció escuchando las historias de Don Quijote en boca de su padre y empezó a escribir a los 17 años para entenderse a sí mismo y al mismo tiempo sentirse comprendido. Primeros amores, sentimientos contrariados, el instituto, la universidad…son muchos los temas que se abordan en ambas obras, historias con las que conocemos un poco más tanto sobre su autor como sobre su forma de entender el mundo.

Portada del poemario La raíz

Mi padre siempre me leía Don Quijote a los pies de mi cama

Hablamos con él para que nos explicara un poco más su obra desde el mejor punto de vista, el suyo:

¿A qué edad empezaste a escribir?

Jorge Jiménez: Empecé con 17 años, actualmente tengo 23. Siempre me ha inspirado a escribir mi curiosidad. Mi inquietud innata es la de destapar la verdad de aquello que me rodea. El cómo dirigimos las relaciones humanas, cómo somos en sociedad y cómo nos construimos como individuos hicieron de mí en mi adolescencia un interrogante constante que necesitaba escribir para entenderse.

¿Es una afición que viene de familia?

Jorge Jiménez: Recuerdo que cuando era pequeño, mi padre siempre me leía Don Quijote a los pies de mi cama, un gran libro que compaginaba con otras historias fantásticas y cuentos cortos. Mi madre dibuja, y mis abuelos se enamoraron escribiéndose cartas. Supongo que todo suma; observando el arte en mi familia de intentar mostrar lo mejor de lo que somos es lo que hizo que encontrara en la escritura mi salvación.

Háblanos de tus dos libros, Raíz y Arcángel, ¿cómo surgió la idea?

Jorge Jiménez: LA RAÍZ fue la luz que siempre ha provocado que mis raíces me hicieran querer seguir creciendo. Desde mis frustraciones más oscuras hasta mis actos más nobles, pasando por mis mayores pérdidas y mis peores desiertos. Siempre me han encandilado las rosas, representaban esa vida, esa ilusión, ese florecimiento por el que siempre tienes que pagar un sufrimiento previo, unas espinas, todo por la belleza de ser unos mártires hasta el final con nuestros ideales.

Mostremos lo mejor de nosotros

ARCÁNGEL es cómo percibo yo el presente, el hilo conductor desde mi origen a mi concepción del mundo en el universo. Es la representación de mi perspectiva buscando una salvación constante a los problemas de una humanidad corrompida por el poder. Es esa guía que necesita la poesía cuando todo se desmorona, cuando nos falta una mano en la que apoyarnos y los demás llevan una máscara. Eso pretendo mostrar en el segundo, la otra cara de la moneda, la cara visible de la luna que ya no se oculta.

Gracias a ellos, seguí escribiendo hasta acabar publicando recientemente mi tercer libro de poemas, LA RAÍZ DEL ARCÁNGEL. Un libro que representa la suma de mis orígenes con mi deber como ser humano, siento que en este último he dejado escrita las lecciones más sensatas que me ha dado el tiempo y la experiencia. Aún no soy esa persona que anhelo ser y que describo en una búsqueda constante, queda mucho para poder sentirme en armonía con mis obras. Tengo mucho camino que recorrer, pues mis obras sólo son la voz de mi conciencia guiándome hacia mi destino. 

Escribo todo el tiempo

¿Cuándo empezó el proceso creativo y cómo?

Jorge Jiménez: Empezó con un recital al que acudí en la sala Búho Real de Madrid. Nunca había escuchado poesía en directo y reconozco que me emocioné con un poema sobre Siria. En ese momento, supe que, como periodista, además de contar las realidades del mundo como tal, podía contarlas de manera artística, buscando esa sensibilidad que sólo el arte dispone a los mejores sentidos. Ahí supe que quería hacer sentir a la conciencia de las personas, ahí es donde quise empezar a crear aquello en lo que quiero creer.

Explícanos un poco por qué defines tu obra como “poesía metafísica”

Jorge Jiménez: La desconocía hasta que empecé a buscarle una etiqueta a mi forma de escribir, pues siempre me habían caracterizado por tener un estilo muy propio, y ahora, sé que parece ser un estilo bastante olvidado.

Contar la realidad de otra forma

La poesía metafísica comenzó a hacerse notoria en la Europa del siglo XVII, mezclaba las pasiones con los pensamientos y los sentimientos con la racionalidad… yo nunca he escrito como una vía de escape, siempre lo he hecho como una vía hacia la introspección. Pretendo razonar mis propios sentimientos y buscar su origen; encontrar las causas que hicieron que yo estuviera donde estoy, percibiendo el mundo como lo percibo.

Intento ver más allá de la materialidad vigente y encontrarle trascendencia a cualquier evento que vivo. Siempre estoy escribiendo sobre la unión del cuerpo con la mente y de la naturaleza que investiga qué es lo que les mueve a nuestras almas a actuar.

¿Escribes todo el tiempo o cuando estás inspirado?

Jorge Jiménez: Es diferente, podría decir que escribo todo el tiempo cuando algo me inspira. A veces, me obligo a escribir si he vivido una experiencia de especial trascendencia para dejarla plasmada y como recordatorio para mi futuro. No puedo elegir el momento, solo siento que algo en mi cabeza quiere salir porque sé que cuando organizo lo que pienso, mi conciencia encuentra las respuestas en lo que lee.

Mi próxima novela será sobre el romance de mis abuelos

¿Qué querías expresar en cada uno de los libros?

Jorge Jiménez: En mi primer libro me declaro eternamente enamorado a un amor que hoy en día sé que estaba idealizado, representa mis orígenes de soñador, una lección de la vida hacia mis recuerdos. Es para mí una parte que sólo me hace querer seguir mejorando, pues la vida siempre nos depara algo mejor, cuanto mejor te construyes, mejores oportunidades te encuentran.

Cuando escribía el segundo, siempre me recordaba a mí mismo que yo utilizaba la lectura para sentirme comprendido, por lo que ahora tenía que escribir para que otros pudieran sentirse comprendidos por mí, para que todas esas mentes complejas que siempre se sintieron solas, al fin dejen de estarlo.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Jorge Jiménez: Estoy inmerso en el proceso de documentación para escribir una novela que tengo ideada en la que relatare la historia de mi familia enfocando el romance de mis abuelos. En el ámbito audiovisual, tengo en mente algún que otro documental pensado y quizá lo haga con ayuda en otro continente, el futuro dirá. Como siempre, los proyectos nacen solos y fluyen siempre en compañía.

¿Te gustaría dedicarte a tiempo completo a la escritura?

Jorge Jiménez: Para mí, la escritura significa viajar, aprender, conocer, descubrir y transmitir, el tiempo que le dedico es directamente proporcional al tiempo en el que vivo lo que escribo. Por tanto, me encantaría poder decir algún día que me dediqué toda mi vida a vivir lo que escribía cuando verdaderamente me dedicaba tiempo a mí mismo, que para mí, es lo más valioso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here