BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

¿Qué harías si sabes qué día vas a morir? Es más, ¿que es lo que harías si ya hubieras elegido cuando morir? Con esa premisa arranca Blackbird (La decisión), remake de la danesa Silent Heart ( película que se llevó la Concha de Plata a la mejor Actriz en la 62º edición) y que acaba de inaugurar el 67 Festival Internacional de San Sebastián.

En Blackbird (La decisión) nos sumergimos en la vida de Lily. Lily es una mujer enferma. Tiene problemas para andar y apenas puede mover una mano. Dentro de poco no podrá andar, comer o si quiera hablar. Ante ese panorama, Lily ha decidido poner punto final a su vida. Pero antes, quiere pasar el mejor fin de semana en casa junto a su marido, sus dos hijas y su familia y su mejor amiga de la infancia. Un fin de semana de tranquilidad rodeada de la gente que quiere.

La decisión de Lily está tomada, cuando sus seres queridos se vayan el domingo, su marido la ayudará a poner fin a su vida. Pero esa decisión no está tan clara para los demás, que no saben cómo se puede despedir así de una persona querida.

Blackbird (la decision)
© DeAPlaneta

Blackbird (La decisión), siempre más difícil para los que se quedan

Blackbird (la decisión) es una película tan dura y dolorosa como puede parecer. No trata de embellecer ni endulzar la eutanasia. Quizás el personaje más centrado de la película es la propia Lily, que ante la perspectiva de verse prisionera en su propio cuerpo ha decidido acabar con todo. El resto, en la medida que pueden, no les queda otra que lidiar con la locura que se avecina. Negación, aceptación, negociación… todos los personajes van pasando por las diferentes etapas del duelo antes incluso de que pase el fin de semana.

Además de la historia de Lily, que Susan Sarandon interpreta de manera magistral, el resto de personaje también tiene sus propios demonios. Aunque Kate Winslet llama la atención como la hija controladora (en el fondo, cada hija representa una mitad de la personalidad de Lily) es el personaje de Mia Wasikowska, la soñadora y rebelde, quien tiene una trama más compleja y un desarrollo más completo.

Roger Michell sabe dosificar bien el drama a lo largo de la película, permitiendo profundizar y comprender las motivaciones de cada personaje, relajando el ambiente antes de la catarsis final. Aunque la trama no tiene grandes sorpresas, el final resulta igual de contundente. A pesar de ello hay un conflicto en el último acto que está desarrollado de una manera un tanto precipitada y torpe, dando sensación de que sólo está incluido para alargar la película unos minutos más.

La decisión es una película compleja y muy interesante, que te golpea duramente y da pie a una reflexión más que necesaria sobre la muerte. Este tipo de películas hacen difícil el segundo visionado pero es una película que no se anda con tapujos y ataca al corazón acompañada de unas actuaciones estelares.

Dirección: Roger Michell.

Reparto: Susan Sarandon, Kate Winslet, Mia Wasikowska, Sam Neill, Rainn Wilson, Lindsay Duncan, Bex Taylor-Klaus, Anson Boon.

Género: Drama.

Duración: 97 minutos.

Fecha de estreno: 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here