El Camino: Una película de Breaking Bad

Netflix ha estrenado la película El camino, después de ese final que nos dío la serie Breaking Bad, vuelve Jesse Pinkman (Aaron Paul) para que los fans podamos saber qué pasó con este icónico personaje.

Gracias a Netflix tuvimos la oportunidad de hablar con el actor Aaron Paul que encarna a Jesse Pinkman, sin duda fue una de las mejores entrevistas que hemos tenido. El actor se mostró de los más amable, divertido y cercano con los periodistas.

Recordemos que la película se pudo ver en la gran pantalla en el Festival de Sitges 2019, Aaron Paul tuvo un Q&A y cautivó a todos los asistentes, si aún no la has visto, la tienes disponible ya en el catálogo de Netflix.

© Netflix

«Jesse Pinkman cambio totalmente mi vida»

¿Cómo fue volver a interpretar a Jesse Pinkman?

Aaron Paul: Tortuoso. Este tío fue al infierno ida y vuelta. El papel cambió completamente mi vida y quiero tanto a este hombre, fue volver a visitar a este viejo, querido y torturado amigo. Fue bonito volver a ponerme en su piel. Me sentí en casa.

¿Conocías el destino de Jesse cuando terminó la serie o te enteraste con el guion de la película?

Aaron Paul: Quedó un poco a mi interpretación, al igual que para todos, porque ese había sido el final, yo tenía mis propias ideas de qué era lo que había pasado con él, había creado algo en mi cabeza, creo que muchos fans también lo hicieron luego de ver el final de la serie. Supuse que lo que había pasado con Jesse resultó ser lo más adecuado. La gente me decía: “¿qué crees que ha pasado con él?” y yo les respondía: “pues creo que se ha escapado a Alaska” y se esconde en un pueblo pequeño porque hay gente persiguiendolo. Pensé que iba a ser un camino difícil para él personaje.

«Las posibilidades de hacer más películas son ilimitadas, en el universo de Breaking Bad»

¿Y sentiste un cierre del todo al poder hacer esta película?

Aaron Paul: 100%. Definitivamente más cierre (que el final de la serie). Fue perfecto el final de la serie pero al leer el guion por primera vez, dije: “oh, gracias a Dios”. Este siguiente capítulo ya estaba aquí y por supuesto, esto viene de Vince y creo que hizo un trabajo increíble y muy hermoso.

¿Sabes si Vince o el equipo tienen intenciones de hacer más películas del universo de Breaking Bad?

Aaron Paul: Ni idea. Creía que nos habíamos despedido de la serie hace varios años, y luego hicieron Better Call Saul, la precuela, la historia de cómo llegó a ser Saul Goodman. Y ahora estamos aquí seis años después con El Camino. Así que creo que las posibilidades son realmente ilimitadas dentro del universo de Breaking Bad, ya sea con estos personajes o con otros que aún no conocemos. Pero nadie lo sabe, yo fui feliz al decir adiós en ese momento y ahora estoy feliz diciendo adiós nuevamente.

Al comienzo de la película Jesse está en un estado mental muy malo. ¿Cómo te preparaste para ese momento?

Aaron Paul: Para serte sincero me resulta bastante fácil con este personaje en particular, porque lo conozco tan bien que puedo sumergirme en profundidad fácilmente.He vivido y respirado cada momento de la vida de Jesse Pinkman, ese día de grabación cuando está escapando y gritando, después ríe y llora fue el día más difícil de grabación, porque habían muchos ángulos de cámara y muchos planos difíciles. Fueron muchas horas en ese auto gritando, fue muy interesante.

el camino
© Netflix

«Se ha cortado un tercio del guion»

¿Ves alguna parte tuya reflejada en Jesse?

Aaron Paul: No mucho pero espero, la bondad. Creo que es una buena persona que ha hecho cosas terribles pero tiene un gran corazón y por eso la gente le quiere. Pero ha hecho cosas imperdonables, cocinó y vendió metanfetaminas un largo tiempo, destruyó la vida y asesinó a muchas persona. Pero sigue siendo un buen tipo (risas).

Eso es todo, yo lo amo hasta la muerte, pero no veo mucho de mí en él.

¿Pusiste alguna condición para aceptar el proyecto? ¿Había algo que te hubiera hecho rechazarlo?

Aaron Paul: Para ser sincero, no. Cuando Vince me llamó y me dijo que tenía esta idea, primero me preguntó si estaría interesado en volver a encarnar a Jesse Pinkman porque él creía sería una buena línea para una película. Pero que no quería ponerse a escribir el guion si yo no estaba interesado. Entonces le dije “Vince, te seguiría hasta a un incendio. Confío en ti con mi vida, me diste una carrera, haré lo que sea que me pidas. Te debo eso todo”.

Luego Vinde dijo “mira, no haré ninguna promesa, si termino el guion y no es bueno, no lo hacemos”. Siete meses después me llamó y me dijo que había terminado el guion. Me dijo “ha quedado bastante bastante bien”. Fui a su oficina y me tumbe en un sillón y me puse a leer el guion, rodeado de souvenirs de sus películas o series que le habían inspirado. Fue un viaje tan asombroso, de hecho era un poco más largo, mucho fue quitado. La duración original del film iba a ser de tres horas, se ha cortado un tercio del guion.

Cuando terminé le llamé por teléfono y me preguntó si aceptaba y le respondí: “¿estás de broma? Claro que estoy dentro. Hagámoslo”.

«Creo que el final de Breaking Bad fue perfecto»

¿Cuando recibiste el guión imaginaste que sería esta road movie con el pequeño homenaje al western o que la película tendría lugar justo después del final de la serie de Breaking Bad?

Aaron Paul: Sinceramente cuando Vince me explico la idea que tenía para la película, le dije: «Quiero una historia sobre del viaje de la vida de Jesse después de que escapa, saber a dónde va». Así supe que eso sería siempre parte de la película, pero que iba a poner un tiroteo a lo western al final, NO. Vince siempre ha considerado a Breaking Bad una especie de western, hay un robo de tren casi al final, en la serie y yo pensaba que eso estaba genial. Yo pensaba que el final de Breaking Bad era ya perfecto. Recuerdo a unos fans hablando de cuando Hank está en el retrete y se da cuenta de que Walter White es Heisenberg, ellos pensaban que ese era el final: “Wow, me ha encantado cómo termina, ya sabes, el agente de la DEA, está haciendo eso y es como: oh dios mío se ha enterado». Y yo les decía: «¿De verdad pensabais que iba a terminar así? ¿en serio?». No es así como termina.

Yo era el único que sabía y les dije: «No no no, hay muchas cosas más, no es así cómo termina» y me decían: ¿¿¿Qué quieres decir con que hay más???. Ellos estaban muy emocionados de que hubiese más, me encantaba que este grupo de chicos pensará que ese era el final.

Sí creo que el final de Breaking Bad fue perfecto, de verdad lo pienso y digo que SÍ. Soy un fan de la serie y me siento bendecido de haber estado en el centro de todo esto, pero Vince es la última persona que quiere meterse con este legado, no quiere meterse con los fans que hay en todo el mundo. Creo que ha hecho un trabajo excelente.

¿Cómo crees que ha evolucionado la manera de trabajar de Vince?

Aaron Paul: Siempre ha sido maravilloso trabajar con él, es humilde y nunca toma el crédito sólo para él, nunca. Creo que necesita empezar a tomarse créditos para el mismo, porque se lo merece, de verdad. Yo siempre le digo: «Vince, tu hiciste esto, coge el crédito». Desde el principio, por ejemplo en el piloto, los tiros de cámara especiales, cuando Walt está limpiando el dinero y hay un plano desde dentro de la secadora con una cámara dentro, pues eso está en el guión, Vince dirigió el piloto. La mayoría de los planos de cámaras que ves a lo largo de la serie ya estaban escritos por Vince. Mucha gente no no lo sabe.

«Bryan es la persona más profesional con la que he trabajado en mi vida»

¿Fue tu primera vez en el Festival de Sitges? ¿Cómo te sentiste con los fans y la cálida bienvenida?

Aaron Paul: En en el festival sí, pero había estado hace seis o siete años, pero de vacaciones. Tengo familia que vive en Barcelona, así que vine a visitarlos.

El recibimiento, es increíble, el festival es hermoso, nunca había estado y es enorme. Una cosa que me encantó fue que cuando estaba caminando por ahí para hacer la alfombra roja había en la playa justo a la derecha a un hombre bastante peludo y desnudo (risas, risas), y pensaba: «¿Qué clase de bañador es ese?». Me di cuenta de que era solo pelo. (risas, risas).

Era un bañador de pelos, en Estados Unidos tienes que usar bañador, pero es realmente genial que aquí en España puedes decir: «Si no quieres está bien, entra en el agua y disfruta». Fue una muy calurosa bienvenida ver al hombre peludo (risas, risas).

En la serie Jesse y Walter son los protagonistas, pero en la película el peso cae completamente sobre ti ¿Ha sido muy diferente en El camino?

Aaron Paul: En realidad no, habían muchas veces en las que Bryan no estaba en la serie, la única diferencia fue no tener su energía, su presencia en el set era eléctrica y aprendí mucho de él. Bryan es la persona más profesional con la que he trabajado en mi vida, tenemos una gran combinación, él es súper profesional, siempre preparado pero a veces dice cosas como: «Estamos rodando una serie de tv, estamos haciendo entretenimiento, vamos a pasarlo bien, hay que hacer el paleto un rato» pero es serio cuando tiene que ser serio. Fue diferente que no estuviese ahí, le amo, y la verdad fue genial todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here