BRASSIC: Broke, pennyless, without means…

Vinnie es un treintañero de Lancashire, diagnosticado bipolar y con una infancia turbulenta. Eso ya sería suficiente para tener una vida complicada, pero además su «ocupación» no favorece la tranquilidad. Apoyado por su pandilla, Vinnie se dedica a la venta de hierba, a los trapicheos y a los robos por encargo. Y a pesar de todo, sus amigos y él siguen sin dinero y sin medios para cambiar de vida, es decir Brassic.

La comedia británica de Sky One se puede disfrutar en Filmin desde el 24 de Septiembre. Su primera temporada cuenta con seis capítulos, y tras los dos primeros ya podemos identificar claramente el estilo de humor negro presente en Trainspotting o Shameless. Irreverente y transgresora, Brassic mete a sus personajes situaciones inverosímiles. Por el momento solo incluimos LEVES SPOILERS de los dos primeros capítulos; nada relevante, pero si quieres sorpresa completa, no continúes.

© Filmin

El estilo Trainspotting

Brassic es perfecta para aquellos que disfruten con ese humor oscuro que acompaña a las producciones británicas, siendo la referencia más clara Trainspotting. Al igual que esta película se cuenta a través de los ojos de Mark Renton, Brassic se cuenta a través de los ojos de Vinnie O’Neil. Es él quien nos presenta al resto de la peculiar pandilla con la que se dedica a todo tipo de actividades ilegales.

Y la verdad es que cada uno de ellos merece mención. Dylan es el mejor amigo de Vinnie desde el colegio, y aunque pretende cuidarle, la realidad es que Vinnie acaba arrastrándolo a todos sus líos. Después tenemos a Ash, fuerte y violento; Cardi, tartamudo y glotón; JJ, el técnico «razonable»; y Tommo, guapo y extraño (incluso para ese grupo). Juntos se dedican a todo tipo de «negocios» que les puedan aportar dinero fácil, desde la venta de droga a mazmorras sexuales, pasando por cosas tan bizarras como robar un poni.

Vinnie y su pandilla se ven envueltos en situaciones inverosímiles.

Buscando la trama central

Los dos primeros episodios de Brassic se centran en presentarnos a los personajes para introducir los temas principales. El primero es la enfermedad de Vinnie; su bipolaridad y cómo lidia con ella. Y el segundo es Erin, pareja de Dylan, y la búsqueda de una salida, un camino mejor para ella y su hijo. A parte de eso, las dos primeras entregas son prácticamente autoconclusivas. Curiosamente, el extraño robo del poni es lo que lanza un posible hilo conductor. El poni pertenecía a la escuela de la hija de un hombre al que no quieres molestar.

En los dos primeros episodios, Brassic no hace sino presentarse, pero ya deja escenas muy divertidas con su humor negro, irrespetuoso y a veces hasta procaz. Es posible que no sea el tipo de comedia del que todo el mundo disfruta, pero los fans del mencionado «estilo Trainspotting» tienen en esta serie un «must»

Creadores: Joseph Gilgun, Danny Brocklehurst.

Reparto: Joseph Gilgun, Michelle Keegan Michelle Keegan, Damien Molony, Tom Hanson, Parth Thakerar, Aaron Heffernan Aaron Heffernan, Ruth Sheen, Ryan Sampson.

Episodios: 6 (40-45 minutos).

Plataforma: Filmin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here