Nuevo libro tras la exitosa saga de 50 sombras de Grey

E.L. James, escritora mundialmente conocida gracias a la saga 50 Sombras de Grey, sus exitosas novelas y posteriormente películas, ahora ha lanzado finalmente un nuevo libro desligado de la saga, Mister.

Tras contarnos las andanzas de Christian y Anastasia desde el punto de vista de Anastasia, y después de Christian, la escritora se lanza a una nueva aventura original en la que se vislumbra un nuevo intento de trilogía (o al menos bilogía). Está por ver si lo conseguirá.

Mister nos cuenta la historia de Maxim Trevelian, un joven rico y atractivo que nunca ha tenido que preocuparse por nada. Hasta ese momento. De pronto se produce una tragedia y Maxim tendrá que asumir un montón de responsabilidades inesperadas para las que no se siente en absoluto preparado.

Aún así, el mayor desafío de todos parece ser luchar contra el deseo que siente por Alessia Demachi, la joven que limpia su apartamento y esconde un pasado secreto y peligroso.

E.L. James no mejora con los años

La bulliciosa Londres, el agreste Cornualles y los bellos Balcanes son el escenario de esta historia de amor que vuelve a basarse demasiado en el sexo para contarnos la historia de la pareja protagonista.

De nuevo, la autora decide que el personaje masculino debe ser rico y engreído, mientras que el femenino es una mujer valiente, pero pobre, virgen y con demasiados complejos. La escritura de E.L. James no mejora con los años, así como tampoco lo hace su forma dibujar a los personajes, que tienen muchos pensamientos obscenos pero poca profundidad.

Mister resulta bastante predecible, con diálogos poco pulidos y personajes secundarios completamente olvidables, como la viuda del hermano del protagonista o la familia que ayuda a Alessia cuando llega a Londres.

La novela, consta de 33 capítulos y un prólogo, un total de 608 páginas, tiene de nuevo poca trama y demasiado sexo, haciendo que termine cansando leer tanto sobre posturas sexuales imposibles e increíbles abdominales y pechos. Obviando todo esto, la forma de escribir es similar, por lo que la lectura es rápida y buena parte del tiempo entretenida. Como novedad, la narración de este libro sí mezcla la primera persona de ambos protagonistas con un narrador omnisciente que cuenta la historia.

Un libro muy básico y sencillo de leer que recuerda demasiado a 50 Sombras de Grey, aunque en este caso eso no es necesariamente positivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here