El arte puede conmovernos cuando menos lo esperamos

Van Gogh y Japón es una película documental del director David Bickerstaff, quien cuenta con otros documentales de pintores como Degas. Esta producción está basada en la exposición de “Van Gogh y Japón” que se encuentra en el museo del pintor en Ámsterdam. Aunque el artista nunca visitó este país asiático, sí que mantuvo una estrecha relación con el territorio de la que queda constancia en la mayor parte de su obra.

Van Gogh fue un pintor postimpresionista que dejó más de 1000 obras al alcance de todos y que hoy se considera uno de los pintores más valiosos y reconocidos del mundo. David Bickerstaff hace alusión a esto de manera magnífica en el documental. No solo se reconoce el talento del artista, sino de toda una civilización con una cultura tan distinta y heterogénea que escapa a cualquier racionalidad europea.

La influencia que Japón tuvo sobre Van Gogh trasciende desde las bases culturales del país asiático. El documental hace un viaje por toda la trayectoria del artista asentando las bases de su admiración por esta cultura, y lo hace de manera ejemplar. Todo se realiza utilizando y mostrando el costumbrismo japonés, imágenes, cuadros, personajes de la cultura popular, y los paisajes, sobre todo los paisajes.

El impacto de Japón en la técnica de Van Gogh

La película expone esa faceta desconocida del autor, conocemos las obras, sí, pero ¿Conocemos realmente las historias que hay detrás de ellas? El filme supone una innovación respecto a esto, se muestran las cartas personales que escribió Van Gogh, en las que cabe destacar una especial que dedicó a su hermano Theo en la que decía “Envidio a los japoneses”. Además, también se cuenta con los relatos que recibió por parte de sus amigos, algo que clarifica la relación sentimental del territorio con el autor.

En la producción encontramos a expertos y profesionales como Nienkke Barker, curadora del museo Van Gogh, quien explica de manera exacta y precisa el impacto de Japón en el desarrollo del artista en cuanto a técnica y trabajo.

La producción es todo un conjunto de sensaciones, aprendemos y conocemos cosas a través de él, lo que resulta algo enriquecedor. La música y la imagen contribuyen a formar una producción que si bien resulta compleja nos ayuda a comprender, trasladándonos a un mundo que entendemos como lejano. Al final de la película estaremos más cerca del autor y la cultura japonesa.

Director: David Bickerstaff.

Género: Documental.

Duración: 85 minutos.

Fecha de estreno: 18 de noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here