BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Song Kang-ho, padre de la familia protagonista de la película de Bong Joon-ho

Si te gustó Parásitos, Thirst es una propuesta con similitudes y protagonizada por el actor predilecto de Bong Joon-ho. Song Kang-ho encarna a Sang-hyun, un sacerdote que pasa la mayor parte de su tiempo confesando, ayudando y asistiendo a enfermos graves en un hospital. Su interés médico le llevará a África como voluntario para investigar la vacuna de un virus mortal que le traerá consecuencias por encima de la capacidad humana.

Este film dirigido por Park Chan-wook nos conduce por lo que comienza siendo un drama psicológico causado por el tormento que sufre Sang–hyun; hasta géneros más cercanos al thriller, la ciencia ficción o propio terror. Quizás este concepto recuerde a la ya aclamada Parásitos, pues esto es característico del thriller asiático, concretamente coreano.

Os recomendamos mucho este género, reivindicamos la figura del cine coreano como bien hizo Bong Joon–ho en su discurso en los Oscars. Algunas de las películas que podrían interesarte siguiendo este discurso y el género, son: Memories of a Murder o Mother de Bong Joon–ho Oldboy.

Ya puedes ver Thirst en Filmin

Volviendo a Thirst, la dirección, junto a la fotografía son elementos clave. Nutren la estética tétrica caracterizada por los claroscuros y las composiciones estáticas, de la que tanto bebe el guion. Planos totalmente blanquecinos y limpios se contrastan con los mayores actos de violencia verbal, física o social. Por el contrario, la vida natural la encontramos en los ambientes más lúgubres, este fenómeno va creciendo con el transcurso de la película.

Park Chan–wook hace un trabajo muy apropiado en dirección que funde en perfecta armonía con un guion sensacional. Con la historia que se nos cuenta sucede igual que con Parásitos o con otros films del género; cuanto menos se desvele y mayor sea el desconocimiento a la hora de ver la película, mayor será la sorpresa.

El espectador se encuentra frente a una historia de sufrimiento, amor, desamor y religión, toda bañada en una excentricidad algo Tarantiniana, aunque puede verse también como excesiva. Es más, una de las categorías que engloba a la película en Filmin, plataforma donde podemos ver Thirst, es «Lo que ve Tarantino».

La religión, la soledad y la familia

El guion de Park Chan–wook no solo nos narra la vida de dos jóvenes en un amor extremo y aparentemente imposible, sino que conduce al espectador por todos los derroteros y por el sufrimiento que la vida les acarrea: una sociedad discriminatoria, unas amistades vacías, una vida sin ningún propósito…

La religión es el hilo conductor entorno a todos los temas que se tratan, ya que nuestro protagonista es sacerdote. Se abarca la soledad por la que los personajes pasan, Tae-ju pese a tener familia y amigos, se siente sola; Sang–hyun se ve abocado a voluntariado en África por la soledad que siente, pese al riesgo que eso conlleva.

También es la religión la que lleva al siguiente concepto que trata en guion. Desde que la soledad se deja atrás, el deseo visto como pecado en la religión católica, colma la historia y a los personajes. Es a partir de aquí cuando el género del film va virando hacia el thriller y el terror. Se muestra como un sacerdote que debería superar las penurias centrándose en su fe; se ve abocado a los deseos y pecados más lascivos.

Gran trabajo de Park Chan–wook

Por último, aunque con menos protagonismo, se muestra la imagen de una sociedad desesperada. Las masas siguen al personaje que Song Kang–ho encarna, como si del profeta se tratase. Enfermos prácticamente terminales durmiendo en tiendas de campaña, las calles de las ciudades empobrecidas… todo ello mitifica la figura que el sacerdote representa, y que genera una contradicción aún mayor con lo que Sang–hyun será.

Cerrando la crítica al film, Thirst es una película recomendable, quizás los efectos especiales utilizados alardean demasiado para lo que realmente son, pero por lo que resta, es circulo correctamente cerrado. A esto cabe sumar, que, aunque no sea una película demasiado conocida en occidente, ni su director sea alguien muy reivindicado en nuestra sociedad; no es un cine de nicho, cualquier persona que sepa disfrutar de un thriller, disfrutará esta película en su totalidad.

De la misma forma que sucede con Thirst, esto sucede con una interminable lista de cine no conocemos y que en España tenemos la suerte de que Filmin está trayendo ya sea dobladas o subtituladas al español, para que podamos disfrutarlas. Desde aquí recomendamos a todo el que pudiese estar interesado, a dar un paso más allá e iniciarse en el consumo de todo ese cine que está ahí fuera. Citando al gran Bong Joon–ho en su discurso de recogida de los Oscar: «Una vez que superes la barrera de subtítulos de una pulgada de alto, se te presentarán muchas más películas increíbles».

Director: Park Chan–wook

Guion: Park Chan-wook, Jeong Seo-Gyeong

Reparto: Song Kang-ho, Kim Ok-bin, Shin Ha-kyun, Kim Hae-sook, Park In-hwan, Oh Dal-su, Song Young-chang, Mercedes Cabral, Eriq Ebouaney.

Género: Terror. Drama. Thriller. Religión. Drama romántico.

Duración: 133 minutos.

Plataforma: Filmin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here