BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Un tercer capítulo explosivo

Bueno ministericos, pues otra semana más en la que hemos podido disfrutar de esta cuarta temporada de El ministerio del tiempo, y otra semana más en la que el capítulo ha estado muy bien, a mi parecer ha estado mucho mejor que el anterior episodio.

Tenemos dos frentes abiertos a lo larga de la trama, uno más importante cómo ha sido el regreso de Amelia y su posterior reencuentro con Julián, y una misión secundaria en la época de los reyes católicos que ha estado divertida pero tampoco ha brillado mucho la verdad. Comencemos diciendo que ha sido un muy buen tercer capítulo, bastante entretenido y ahora sí, hablemos más a fondo de él.

El regreso de Amelia

Recordemos que en la promo de este tercer episodio ya se nos vaticinaba el regreso de Amelia al ministerio para intentar ayudar a Julián, a recordar quién era realmente y yo lancé alguna teoría pues intentando indagar en cómo sería este reencuentro y lo que depararía para el futuro de la serie y he acertado de pleno. No era muy complicado, si conoces un poco a los personajes y has seguido la trayectoria del ministerio, más o menos te puedes hacer una idea de cómo lo llevarían todo el equipo de Javi Olivares.

El capítulo comienza con un Julián al borde la locura, mientras sus sueños con Lorca siguen siendo recurrentes. En este punto, el propio Lorca es el que le induce a que la solución es hablar con Amelia.

Hasta este punto, todo muy bien llevado con el personaje de Julián, todo ha ido llevando hasta aquí, hasta este punto y lógicamente, el siguiente paso es traer a Amelia que obviamente iba a aceptar regresar para hablar con Julián. Esta decisión está muy bien ejecutada porque Amelia lo hace sin pensar, directamente dice que sí y es que esa es la mayor virtud de este personaje, que siempre quiere ayudar y más a Julián, con todo lo que nos han dado a la serie. Un gusto volver a verla, un placer tener a una Aura Garrido increíble como siempre. Es una gran actriz, que creo a veces no tiene el reconocimiento que se merece.

El esperado encuentro

Avanza el capítulo y por fin nos encontramos con el esperado encuentro entre ellos, desprendiéndose una tensión por parte de Julián más que evidente y es normal, Julián se cree que lo están mintiendo, no sabe quién es Amelia a ciencia cierta, y el personaje de Aura Garrido comienza a atacar una y otra vez, sin descanso, tratando de traer a su amigo de vuelta hasta que por fin consigue penetrar en su mente, lo que hace que Julián recuerde todo el accidente de su esposa y todo en él vuelva a una aparente normalidad.

Lo mejor de esta dupla llega cuando es el momento de despedirse, Amelia tiene que volver y tras declinar la petición de Salvador para trabajar en el ministerio, llega la hora de cruzar esa puerta. Menudo momento, ese quiero y no puedo, ese deseo por parte de los dos de terminarlo todo en un beso que no llevan a cabo al final es el momentazo del capítulo sin duda. Una secuencia que se ha ido construyendo prácticamente desde la primera temporada y que me ha encantado.

Un capítulo muy bien construido

En otro orden de cosas, tenemos una subtrama bastante parecida a la que tuvimos en el anterior episodio, pero esta vez en la época de los reyes católicos. No voy a entrar mucho en esta parte del capítulo porque tampoco tiene mucha chicha. En sí me ha gustado, me ha parecido bastante entretenido y tiene unos momentos cómicos muy buenos. La cosa es que se siente como si estuviera creada toda esa parte aposta para aliviar la tensión que se crea en la reunión de Julián y Amelia y no sé si eso es del todo bueno. No aporta nada en sí a la trama de la temporada y del capítulo y bueno, como alivio cómico y misión secundaria me gusta más que la mostrada en el anterior episodio pero tampoco es para tirar cohetes la verdad.

¿Qué nos deparará el futuro? Pues visto lo visto en la promo del episodio cuatro, nos espera un capítulo lleno de acción, por fin tenemos la vuelta de Julián al equipo y eso significa que se pueden crear enfrentamientos en el grupo. Algo además mostrado tras el episodio ya que vemos una pequeña discusión entre Julián y Lola, reprochando cosas que no se yo cómo va a acabar la cosa, pero pinta a que toda esta situación del regreso del personaje de Rodolfo Sancho va a traer consecuencias. Negativas, positivas, no lo sé, pero las va a traer seguro.

¿Preparados para el cuarto capítulo?

En conclusión, este tercer capítulo de El ministerio del tiempo nos trae el encuentro más esperado de la temporada, quizás una subtrama un poco floja pero que funciona bastante bien en el contexto del capítulo pero a fin de cuentas, un capítulo muy bien construido y entretenido que va a encantar a todos los ministéricos. Con ganas de ver el próximo episodio y con ganas de volver a hablar de esta magnífica serie la semana que viene. Una serie que nos está mostrando una temporada muy buena que irá a más segurisimo en próximos episodios.

Cada martes tenéis una cita con el ministerio del tiempo a las 22.30 en televisión española y un día después, a partir de las 9 de la mañana en HBO España. Id corriendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here