More

    Samsung Galaxy Z Flip, rompiendo moldes

    spot_img

    Como ya hemos visto en otros artículos, Samsung está dispuesta a dominar todo el mercado de los smartphones. Desde dispositivos más bien discretos pero asequibles a auténticos competidores en el tope de gama. Y es que la empresa coreana quiere llegar a todo tipo de usuarios, desde el usuario que usa el móvil para internet, RRSS y poco más hasta los gamers o los que lo usan como herramienta de trabajo. Sin embargo, hay una clase de usuarios para los que el Samsung Galaxy Z Flip está destinado: todos esos usuarios que priman el diseño por encima de todo lo demás, adelantándose a las tendencias.

    Samsung Galaxy Z Flip, el regreso de los móviles con tapa

    Antes de meternos en hablar de procesadores, megapíxeles o miliamperios, es estás leyendo este artículo es que quieres saber acerca de la forma y el diseño del Samsung Galaxy Z Flip. Para empezar, en necesario hacer la comparación más obvia con el Samsung Galaxy Fold, anunciados casi a la vez. Si bien el modelo Fold buscaba convertir un smartphone (demasiado estrecho, grueso y pesado) en una tablet (demasiada pequeña), el modelo Flip ha afinado mucho más el tiro en símplemente presentar un smartphone (con una pantalla bastante larga) capaz de reducir su tamaño a la mitad.

    Puede parecer una tontería pero esa característica le hace, para mi gusto, un claro vencedor respecto al modelo Fold. Plegado, el Samsung Galaxy Z Flip parece una clase de polvera de 87,4mm x 73,6mm, capaz de entrar en cualquier bolsillo sin ningún problema. Hemos perdido tanto la costumbre de los teléfonos sin tapa, que plegado apenas parece un smartphone. Tan sólo una pantalla testimonial de 1,1», donde solo pueden verse el icono de las notificaciones, la hora y una clase de espejo diminuto recuerda que estamos ante un dispositivo tan actual.

    Donde gana diseño y comodidad, también hay que destacar uno de los puntos débiles de la funcionalidad del Samsung Galaxy Z Flip. Y es que con el móvil plegado, no podemos hacer prácticamente nada. Su pantalla se queda muy corta y prácticamente sólo se va a usar para ver de qué apps tienes notificaciones y abrir el dispositivo para comprobarlo.

    La bisagra que permite la apertura de la pantalla es robusta y el cierre firme, sin holguras. En ningún momento da la sensación de que vaya a abrirse por error pero por el contrario, precisamente los imanes del cierre hacen que sea necesario las dos manos para abrir cómodamente el Samsung Galaxy Z Flip, sin que de sensación de que vaya a caerse. Lo bueno es que la mecánica debajo de ese mecanismo permite tener la tapa abierta en el ángulo que desees sin que se note una pérdida de sujección.

    Samsung Galaxy Z Flip

    El Samsung Galaxy Z Flip una vez que lo abrimos

    Ahora que hemos analizado la característica principal del Samsung Galaxy Z Flip, es el momento de analizar sus pros y sus contras una vez abierto. Por supuesto, lo primero es analizar esa pantalla capaz de plegarse sin perder imagen en el pliegue. Con un formato de 21.9:9 lo primero que da sensación es que estamos ante una pantalla bastante alargada. Su resolución y brillo son muy solventes y la verdad que el pliegue apenas se nota. Al pasar el dedo y en circunstancias de poco brillo o reflejos si que se nota, pero para el uso habitual es inapreciable.

    La pantalla especial que recubre el display provoca la sensación de estar tratando con un teléfono con una capa protectora (y eso fue precisamente la causa de que mucha gente rompiera el Galaxy Fold al intentar quitarla). Además, tanto por su mecánica como elemento de protección, el Samsung Galaxy Z Flip tiene unos marcos visibles tanto por su grosor como por su resalte, que a pesar de ello no estropean la experiencia de usuario.

    El resto de características de hardware resultan un poco pobres para un dispositivo de ese precio pero, una vez más, si compras el Samsung Galaxy Z Flip es por su diseño, sin tratarse de un dispositivo para alto rendimiento. Resulta quizás especialmente floja la instalación de un cámara de 12MP y doble objetivo (sobre todo teniendo una de 64MP en el modelo A71, casi 1000€ más barato) en un dispositivo orientado a esta clase de público.

    Un software que se adapta a una pantalla plegada

    Respecto al software, el Samsung Galaxy Z Flip sigue contando con Android 10 con One UI 2.0 de la marca coreana, con muy poca personalización innecesaria. La pantalla de 6,7» y el propio funcionamiento del Sistema Operativo juegan a favor del estilo del smartphone.  El modo pantalla dividida incluido desde Android 9 permite montar un app en cada una de las mitades del teléfono e incluso utilizarlas con éste medio plegado. Por ejemplo podemos doblar el móvil a 90º, apoyarlo en la mesa y consultar una web en la parte inferior mientras en la superior vemos un vídeo en Youtube.

    Además, la aplicación de la cámara está especialmente optimizada para este tipo de funcionamiento, pudiendo dejar una mitad para los controles y la otra para la cámara propiamente dicha. También podremos tomar fotos en resoluciones clásicas como 4:3 o 16:9 o a pantalla completa con resolución 21:9:9.

    El Samsung Galaxy Z Flip es un smartphone que entra por los ojos. La marca coreana ha realizado un trabajo excepcional con el diseño y es verlo o manejarlo para querer tenerlo. La pantalla doblada es algo tan innovador como sorprendente y su uso también. A pesar de ello, tiene ciertas carencias de hardware que echarán para atrás a bastantes usuarios, pero son el público para el que está dirigido este dispositivo.

    Especificaciones técnicas Samsung Galaxy Z Flip

    • Procesador
      • Snapdragon Octa-core 2.2GHz, 1.8GHz
    • Pantalla
      • Tamaño 6,7»
      • Resolución 2.636 x 1.080 píxeles FullHD+
      • Pantalla secundaria en la tapa de 1,1» y resolución 300 x 112 píxeles
    • Cámara
      • Principal: Doble 12 MP f/1.8 y 12 MP f/2.2 (gran angular, 123º)
      • Frontal: 10 MP f/2.4
      • Resolución de grabación de vídeo UHD 4K @60fps
    • Memoria
      • RAM (GB) 8
      • Memoria Disponible* (GB) 256
      • Externa MicroSD: No
    • Conectividad
      • Interfaz USB-C
      • Mini Jack: SÍ
      • NFC Sí
    • Especificaciones físicas
      • Dimensiones Abierto 167,3 x 73,6 x 7,2 mm
      • Dimensiones Plegado 87,4 x 73,6 x 15,4
      • Peso (g) 183
    • Batería
      • Capacidad (mAh) 3.300 mAh (integrada)
      • Tipo de Carga: Carga rápida
    • Precio
      • 1500€ (actualmente 1.289€ en amazon)
    spot_img

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    Últimos Artículos

    Related articles

    spot_img