BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Una considerable cantera de directores nóveles nos está dejando un buen puñado de grandes películas. Con una dirección sobresaliente, guiones ágiles y unos actores brillantes, estos directores han construido auténticas obras maestras, consagrándose como grandes cineastas con su primera película. Estos son los cinco directores que, habiendo dirigido una sola película, han alcanzado un éxito inmediato. Ellos son el futuro del séptimo arte.

Alex Garland

Este novelista, guionista, productor y director de cine británico, sorprendió a la crítica y cautivó al público con su ópera prima: la cinta de ciencia ficción sobre un excéntrico genio de la tecnología que invita a un joven trabajador de su empresa para que sea su “conejillo de indias” en un experimento con una inteligencia artificial, Ava. La película, Ex Machina, es una autentica obra maestra de la ciencia ficción con un guión plagado de giros que dejarán al espectador pegado a la butaca.

Aunque Ex Machina es su primera película, Garland no es ningún novato en el séptimo arte. Ha escrito los guiones de cinco películas: 28 días después de Danny Boyle (Slumdog Millionaire), y su secuela 28 semanas después; Sunshine, también de Boyle; la película distópica de Mark Romanek (Invisibles), Nunca me abandones; o el remake del juez Dredd dirigido por Pete Travis (En el punto de mira). Además Garland ha escrito tres novelas, entre ellas The Beach, publicada en 1996, en la que se basa la película de Boyle del año 2000 protagonizada por Leonardo DiCaprio (Shutter Island), La playa.

Drew Goddard.

Guionista y productor de televisión, Goddard se estrenó en la dirección apadrinado por el realizador Joss Whedon (Los Vengadores) con una cinta de terror, fantasía y ciencia ficción que es una de las películas más interesante del género: La cabaña en el bosque.  Cuenta la historia de cinco estudiantes que van a pasar un fin de semana en una cabaña, perdida en un frondoso bosque, en la que no hay posibilidad de comunicarse con el exterior, quedando atapados en una maquiavélica operación secreta. Aunque pueda parecer un argumento típico de las películas de terror y caiga en los tópicos habituales del género, La cabaña en el bosque es una cinta bien dirigida y con un guión muy original. Chris Hemsworth (Thor) es el gran atractivo actoral para el público en una película que conseguirá que el espectador se divierta (pasando un mal rato) y reviva todas aquellas cintas clásicas de terror (y nunca mejor dicho).

Goddard está llamado a ser uno de los grandes directores de nuestro tiempo por su originalidad a la hora de afrontar una historia. Además es el responsable de haberle devuelto la vida al justiciero de Marvel Daredevil (después de la catastrófica película de Mark Steven Johnson protagonizada por Ben Affleck) en la aclamada serie de Netflix.

Dan Gilroy

La ópera prima de Gilroy seguramente sea, junto con la de Garland, lo mejor de esta lista y uno de los debuts cinematográficos más interesantes de las últimas décadas. Nightcrawler es la historia de un joven que se dedica a grabar accidentes para vender las imágenes a los medios de comunicación de Los Ángeles, hasta que un día es testigo directo de un crimen. Dar más datos sobre la película de Gilroy sería destripar las sorpresas y los giros de guión que el director nos tiene preparados. Un guión ágil e inteligente que se fusiona con una dirección estelar, sumergiendo al espectador en los recovecos más profundos de la mente del joven Lou Bloom, magistralmente interpretado por un Jake Gyllenhaal (Prisioneros) que se mimetiza a la perfección con el personaje.

Nightcrawler es una de esas películas que, como Seven (David Fincher, 1995), Saw (James Wan, 2004) o El caso Slevin (Paul McGuigan, 2006), juegan con el espectador hasta el final, guiándole por un laberinto en el que nada es lo que parece. En definitiva, una entrada por la puerta grande en el séptimo arte para Gilroy y una gran actuación de Gyllenhaal en una película que, incomprensiblemente, ha pasado desapercibida.

Paco León

El cine español también ha tenido sus directores nóveles pero es, sin duda, el actor Paco León (Aída) el que se ha convertido en el foco de todas las miradas por su espectacular debut: Carmina o revienta. El falso documental que cuenta la historia de Carmina y de sus intentos por recuperar el dinero robado en su venta, es una de las películas más sorprendentes del cine español de los últimos años. Seguramente sea el estreno más interesante del panorama español. León construye un relato magistral en el que su madre, Carmina Barrios, brilla con luz propia. Sería imposible el éxito de Carmina o revienta sin la presencia de Carmina Barrios a pesar de la notable dirección de su hijo. Carmina es, indiscutiblemente, Carmina.

Paco León se ha alzado como uno de los directores más interesantes de nuestro país, con películas que se salen de lo normal y que, aunque no revientan índices de taquilla, destacan por su calidad y por su cuidada dirección. A Carmina o revienta siguió una segunda parte, Carmina y amén, y León volvió a sorprender este año con su última película, Kiki, el amor se hace.

Andrés Muschietti

Apadrinado por Guillermo del Toro (La cumbre escarlata), el argentino Andrés Muschietti no consiguió destacar (como sí lo hicieron los anteriores) con su estreno cinematográfico, Mamá. La cinta de terror sobrenatural de Muschietti cuenta la historia de dos niñas que desaparecieron en el boque y que son encontradas, dos años más tarde, en una cabaña aislada de toda civilización, y adoptadas por sus tíos que tendrán que enfrentarse al misterioso ser que sigue cuidando de ellas. La película no deja de ser una cinta de terror más, con un estilo muy “del Toro”, pero que destaca por su dirección y por el cuidado que pone Muschietti a la hora de contar la historia.

Aunque su debut no fuera un éxito y no destaque dentro del género al que representa, la dirección de Muschietti puede ser muy interesante para futuros proyecto como la adaptación de la novela de Stephen King, It (Eso), en la que volveremos a ver al temible payaso Pennywise. Cinta que el argentino prepara para el año que viene, y que podría ser un éxito en mayúsculas si Muschietti mantiene la dirección de Mamá pero con un guión y unas actuaciones más potentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here