Ya estamos en otoño y qué mejor forma de celebrar la caída de las hojas y el fin del sofocante calor veraniego que con un puñado de buenas películas. Aquí tienes cinco películas de diferentes géneros y temáticas para disfrutar, acurrucado en el sofá de casa, antes de que llegue el invierno.

Ex Machina (2015)

La opera prima del director británico Alex Garland es, sin duda, una de las mejores películas del año pasado. Ex Machina cuenta la historia de un joven programador, interpretado por Domhnall Gleeson (Una cuestión de tiempo), que es seleccionado por su jefe, un excéntrico genio de la programación al que pone cara Oscar Isaac (Las dos caras de enero), para que participe en un test con Ava, un robot inteligente interpretado por Alicia Vikander (Operación U.N.C.L.E). Aunque puede parecer una película más de ciencia ficción, Ex Machina es una auténtica maravilla que no puedes perderte. La dirección de Garland te sumerge en la historia que deslumbra con un guión brillante, con algún giro que te dejará sin aliento, y unas actuaciones sobresalientes en las que destaca la danesa Alicia Vikander como Ava.

El caso Slevin (2006)

La película de Paul McGuigan (Push) es una de esas películas que juega con el espectador y hace que te cuestiones todo lo que estás viendo, aunque no seas capaz de entender nada. El planteamiento es sencillo: Slevin es un joven al que nada le sale bien y que, por azar, se ve envuelto de lleno en la guerra de dos de los mayores mafiosos de Nueva York: El Rabino y El Jefe. Josh Hartnett (Penny Dreadful) es el encargado de interpretar a Slevin en una película que cuenta también con Bruce Willis (Rock the Kasbah), Lucy Liu (Elementary), Stanley Tucci (Los juegos del hambre) y con los maestros Ben Kingsley (Shutter Island) y Morgan Freeman (Ahora o nunca) como El Rabino y El Jefe, respectivamente. Esta es otra película que, como Ex Machina, parece simple o una película más, pero os sorprenderá con un guión plagado de giros que os despistará hasta el final de la película. Os propongo un reto: ¿sois capaces de resolver El caso Slevin antes de que se desvele el pastel? Y recordad: “el Shuffle de Kansas City se distingue en que si todos van a la derecha, tú vas a la izquierda”.

La vida secreta de Walter Mitty (2013)

La vida secreta de Walter Mitty es una de esas películas que desprende un halo de “buenrollismo” en todos y cada uno de sus minutos. El actor Ben Stiller (Los padres de ella) se pone las botas de director para revisar el clásico de 1947 dirigido por Norman Z. McLeod (Una pareja invisible). Stiller se pone en la piel de Walter Mitty, un editor de la prestigiosa revista Life que vive imaginando que es el protagonista de grandes aventuras, hasta que un pequeño despiste le obliga a lanzarse de cabeza hacia una aventura propia. Acompañan a Stiller, Kristen Wiig (Cazafantasmas), Adam Scott (Despedida de soltera) o Sean Penn (Mystic River), en una película que es un canto a la aventura y al abandono de la rutina que nos animará a llenar nuestro calendario otoñal de grandes planes.

The Lovely Bones (Desde mi cielo, 2009)

Aunque Peter Jackson es más conocidas por sus dos trilogías sobre el universo de J.R.R. Tolkien, El señor de los anillos y El Hobbit, The Lovely Bones es una gran película de una belleza especial. Jackson nos regala una historia sobrecogedora sobre una niña, Saoirse Ronan (El gran hotel Budapest), que es asesinada y que intenta ayudar a sus padres, Mark Walhberg (Shooter) y Rachel Weisz (Lagosta), desde su particular cielo. Las escenas desde el cielo de Susie Salmon son maravillosas y Jackson demuestra que es un gran director con cada plano, plagado de color y de contrastes.

Black Mirror

Si prefieres una serie, seguro que Black Mirror conseguirá sorprenderte. La producción creada por el británico Charlie Brooker analiza los efectos de las nuevas tecnologías en nuestra sociedad. Los episodios de Black Mirror son independientes entre sí y cuentan con grandes actores como Toby Kebbell (RocknRolla), Rory Kinnear (Penny Dreadful), Hayley Atwell (Capitán America), Domhnall Gleeson, Jon Hamm (Mad Men), Rafe Spall (La vida de Pi) u Oona Chaplin (No llores, vuela). Brooker consigue que nos cuestionemos el rumbo que está tomando una humanidad cada vez más dependiente de la tecnología. Una auténtica maravilla para descubrir (o volver a disfrutar) este otoño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here