¿Un juego sin reglas o un juego a la adaptación?

«Nerve, un juego sin reglas» fue estrenada este verano y era una de las grandes esperadas tanto para el público adolescente como para el más adulto. Además, era la segunda película que estaba en cartel al mismo tiempo del actor Dave Franco, también con «Ahora me ves 2«. Algo muy bueno para los que nos gusta este actor, porque nos alegramos la vista la mar de bien.

La protagonista de esta película se llama Vee, es tímida, va a secundaria en el instituto y se siente en un segundo plano por todo el mundo, pero sobre todo por su mejor amiga Sidney.

Harta de tener este rol, decide apuntarse a Nerve, del que ha oído mucho y está de moda. Éste es un llamativo juego online de verdad o reto (más bien todo el tiempo reto) en el que los espectadores lo ven todo, votan y comentan si les gusta o no.

Cuando empieza, lo hace con sencillos retos, le va gustando y poco a poco va metiéndose más a fondo en ello, conforme lo hace, a la audiencia cada vez le gusta más, logrando así mucho éxito en cuestión de segundos. Todo esto le gusta, ser importante, conocida, pero sobre todo que la recompensa de los retos sea lo que ella quiere.

Durante sus aventuras le acompaña un joven, atractivo y guapísimo chico, Ian, pero no todo será tan bonito. Conforme el juego avanza y sube de nivel, Nerve lo complicará cada vez más hasta extremos insospechados, donde Vee se encontrará en situaciones peligrosas que pondrán su vida en peligro.

 

Nerve

Comparando la película con el libro.

La película es entretenida y no pesada, sinceramente, a mí se me pasó el tiempo volando, además, pienso que tiene un argumento curioso que llama la atención y del que se puede sacar mucho.

Referente a los actores, Emma Roberts que interpreta a Vee, destaca en su papel, me gusta para ser la protagonista. En cuanto a Ian, (Dave Franco) aparte de alegrarnos la vista, porque a mí este chico me encanta, se mete mucho y muy bien en su trabajo, creo que transmite a la perfección el que a todas nos encantaría tener a un compañero así a nuestro lado.

Los directores Ariel Schulman y Henry Joost han conseguido a nivel visual que los efectos y colores neon predominen en la película, creando una atmósfera que pienso que queda perfecta con la cinta junto la música y fotografía.

En lo referente al libro, lo leí por la editorial Alfaguara y la verdad es que me encantó, para ser sincera, me lo leí en tres días. Me tenía completamente enganchada y quería leer más y más cada vez que acababa un capítulo.

Del argumento, la idea principal es igual que la película, pero puedo deciros que la adaptación de libro a cinta sólo ha sido eso, porque no hay nada más igual, bueno sí y en los nombres de los personajes.

De lo contrario, Vee en la novela colabora como maquilladora en la obra de teatro del instituto, su mejor amiga es Sydney pero ésta no es tan extrovertida como en la película y ni mucho menos juega a Nerve.

Tampoco conoce a Ian por primera vez con el reto de darle un beso y para no contar mucho más, solo diré que ninguno de los retos que salen en el film están escritos en el libro. Ninguno.

Y para finalizar, la última parte del libro, la que te hace estar intrigada y con un nudo por no saber qué va a pasar es distinta a la película. Nombraré que aquí aparecen cinco jugadores más y muchos más secretos que sinceramente es una pena que se hayan perdido en esta adaptación.

En mi opinión, es una pena que no hayan sido fieles a la novela en la adaptación, porque es genial así tal cual, no hace falta cambiarla, e incluso para algunos podría ser más interesante.

Esto no quita que la película guste (porque a mí lo hizo y mucho) con lo que recomiendo que la veas, pero, también pasa con el libro, que lo recomiendo cien por cien y me encanta.

Como punto final añadir, puedes haber leído el libro y ver una película diferente que no tiene nada que ver, así que si lo has leído no te esperes que sea igual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here