No os voy a engañar, cuando mi compañera Vero me habló sobre una serie inglesa de historias policíacas autoconclusivas, no me sonó demasiado bien. Pero luego cuando vi el primer capítulo de Accused ya no pude parar y me vi toda la primera temporada del tirón. La serie te absorbe y te atrapa, pero sobre todo te hace partícipe de las historias que se presentan. Estas fiestas por fin he podido retomar la segunda temporada, disponible en Filmin y la verdad que me ha dejado el mismo buen sabor de boca que la primera.

Accused, los grises del ser humano

Tracie pasea por el centro de Londres, buscando un bar donde tomar algo y quizás conocer a alguien, mientras soporta los insultos de borrachos y miradas de desdén. Tracie conocerá una noche a Tony y mantendrán una apasionada relación secreta, manteniendo las apariencias. Porque Tracie en realidad es Simon, aburrido profesor de poesía por el día. Ahora Simon se sienta en el banquillo de los acusados, como espectador estás intrigado y atrapado en la historia y más viendo que la voluptuosa Tracie de noche no es otro que Sean Bean, increíble en su papel.

Accused Sean Bean

El primer capítulo de esta miniserie de la BBC One de 4 episodios establece claramente un tono y hace toda una declaración de intenciones. Toda la temporada se revuelve en torno a la presión que la sociedad puede ejercer sobre el individuo. El primero es sobre el rechazo social al personaje de Sean Bean, pero en otros capítulos trata sobre las bandas de las zonas más desfavorecidas y las influencias en los jóvenes o incluso simplemente las complicaciones de hacer algo bien en un sistema asfixiado.

Al igual que en la primera temporada, Accused juega constantemente con el espectador, ya que desde el principio se conoce la identidad del acusado pero no el crimen del que se le acusa o siquiera si éste es culpable o no. Los guiones son sólidos y la dirección de Ashley Pearce (que sustituye a Richard Laxton esta temporada) y David Blair es homogénea, haciendo un producto de calidad.

Esta temporada juega un poco más con la continuidad de la trama que la anterior. Si bien el primer capítulo sirve para llamar la atención del público, son los otros tres los que comparten un hilo común. La serie sigue teniendo estrellas de lujo en todos los capítulos como es el mencionado anteriormente Sean Bean (que recibió un Emmy por su actuación en esta serie), Stephen Graham, Olivia Colman (también recibió un BAFTA por su actuación aquí) o Robert Sheehan.

Como toda miniserie inglesa, su calidad es indiscutible y después de verla del tirón, irás corriendo a buscar cuando sale la siguiente temporada. Por ahora, mejor disfrutarla en Filmin.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here