Red Riding es una miniserie británica de 3 episodios que se estrenó en 2009. Se trata de un thriller basado en las novelas negras de David Peace, que a su vez están basadas en hechos reales sobre asesinos en serie británicos. Las tres partes de la trilogía son: Red Riding 1974, Red Riding 1980 y Red Riding 1983, dirigidas por Julian Jarrold, James MarshAnand Tucker respectivamente, y compartiendo guionista, Tony Grisoni (The Unloved , Southcliffe). Cada historia tiene distintos personajes protagonistas pero todas ellas tienen nexos de unión.

Vamos a centrarnos en el primer episodio, Red Riding 1974, protagonizado por el periodista Eddie Dunford (Andrew Garfield) que escribe para el Yorkshire Post y se encuentra investigando sobre la desaparición de una niña de diez años, Clare Kemplay.

red riding 1974

Red Riding, en sus tres casos, aborda el tema de la corrupción, de gente poderosa e influyente que se aprovecha de su cargo para hacer lo que se le antoje y salirse con la suya sin castigo. Estamos hablando de gente que es capaz de incendiar un campamento de gitanos para dejar libre el terreno y poder construir en él un centro comercial. A Eddie, como es lógico, le repugna esto, no quiere que las cosas continúen siendo así, quiere descubrir la verdad, pese a que parece que todos le instan a que abandone y se centre en cosas menos problemáticas. Pero él no quiere dejarlo, es un joven pasional que dedica todo su esfuerzo a aquello que quiere conseguir.

Esto representa un hecho recurrente que suele tener lugar en relatos de este calibre, la típica situación conflictiva en la que el jefe pide que se deje el caso, y todos sabemos que el periodista no va a hacerlo. Pues así es Eddie. Es cierto que al principio parece ir algo lento, un paso por detrás del caso que está investigando, parece que este se le atraganta y que cada nueva información que va apareciendo llega tarde para él, pero poco a poco se va haciendo con la investigación.

red riding

Un dato muy relevante llega a él. No solo Clare había desaparecido, dos chicas antes que ella fueron a su vez secuestradas, una en 1969 y otra en 1972, dos años antes que Clare.

Barry Gannon (Anthony Flanagan), compañero y amigo de Eddie, le comenta que se están metiendo en terreno pantanoso y que sus vidas están en peligro. A veces, aquellos que están en el lado de la ley son con los que hay que tener verdadero cuidado, así que todo se vuelve aún más complicado para ellos. Pronto aparece el cadáver de Clare, con unas alas de cisne cosidas a la espalda, flotando en las aguas de una obra del magnate John Dawson (Sean Bean). Es a partir de entonces cuando comienza la verdadera trama, de engaños, gente oculta en la sombra, y opacidad. Todo comienza a precipitarse hacia abajo, hacia un pozo sin aparente salida.

sean bean y andrew garfield

Eddie se involucra de forma más emocional en el caso cuando conoce a Paula Garland (Rebecca Hall), madre de una de las niñas anteriormente desaparecidas, y comienza una relación con ella. Paula le cuenta que conoce a Dawson de toda su vida, y le comenta ciertas cosas que certifican cada vez más la opinión de Eddie sobre el ejecutivo. Una peligrosa niebla de perversión e inmoralidad rodea el aura de ese hombre.

red riding

La ambientación de la miniserie está muy conseguida. Cada director lleva a su propio estilo la realización de su episodio, que son como mini películas casi independientes, disfrutables plenamente por separado. Red Riding 1974 consigue enfocar a la perfección ese ambiente recreado de los años 70, vestuario, maquillaje, fotografía, iluminación, todo dota de gran realismo a los planos, te muestran la suciedad del ambiente, lo morboso, la violencia, las cicatrices, todo parece auténtico y sórdido. Andrew Garfield hace una gran interpretación de Eddie, un personaje que evoluciona al igual que lo hace su caso, presa del fatalismo, su destino no pinta demasiado bien. Rebecca Hall y Sean Bean deslumbran a su vez en sus respectivos roles, al igual que Robert Sheehan (Misfits, Cherrybomb) en su papel de BJ, una pieza clave en el juego.

Red Riding es un relato sobre violencia, abusos y corrupción. Sobre ir más allá de la ley y quedar impune y también sobre cómo aquellos que aún creen en la verdad y la justicia hacen todo lo que esté en su mano para detener toda esa ola de podredumbre, aunque para ello tengan que poner sus propias vidas en juego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here