Hay que ver la gente…

A protestar a la Gran Vía es una comedia surrealista que funciona como espejo para la sociedad española actual. Nadie está libre de pecado, ninguno se escapa de estar representado de algún modo en las escenas de esta obra porque todos nos hemos quejado, sorprendido o indignado alguna vez de lo que hace, dice o piensa la gente. Esa es la incógnita principal de esta pieza: ¿Qué es la gente?

El argumento se presenta como un estudio que analiza diferentes situaciones para intentar comprender las motivaciones, los gustos, las intenciones… de esa gente. Así, desde una pareja que viaja a París, palo selfie en mano, dispuestos a disfrutar de nada y posturear por todo; hasta el grupito de oficinistas que en su horario laboral despotrican de todo un poco.

Cartel A protestar a la Gran Via

Se queja mucho la gente

La comedia ha sido escrita por Alfonso Mendiguchía y dirigida por César Maroto. El guion de la obra lleva un ritmo demasiado frenético en algunos momentos. Este compás acelerado consigue enriquecer el mérito de las interpretaciones de los actores Patricia Estremera y Alfonso Mindiguchía por un lado, y por otro enloquecer al público.

La compañía Los Absurdos Teatro presentó A protestar a la Gran Vía el pasado jueves 3 de agosto en el Teatro Lara en un pase que remató con una mezcla de risas y aplausos y así será en la sala Lola Membrives hasta el 5 de octubre.

Recomendamos esta obra para aquellos que busquen una comedia disparatada y que, además, quieran reírse de sí mismos porque A protestar a la Gran Vía no es sólo comedia sino también esperpento. Representa las facetas más ridículas de ese colectivo denominado comúnmente como la gente hasta tal punto que no te quedará otra que reírte de lo absurdos que podemos llegar a ser.

Autor: Alfonso Mediguchía
Director: César Maroto
Elenco: Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía

 

 

Deja un comentario