La 65ª edición de los Premios San Sebastián han venido cargados de novedades, hemos roto barreras que hasta entonces eran imposibles y nos hemos llevado bastantes sorpresas. Hemos podido ver a una mujer, por primera vez en la historia, ganar la Concha de Plata a la mejor dirección y hemos visto a una comedia ganar una Concha de Oro. Estamos dejando atrás los famosos tópicos, algo que nos hace avanzar notablemente en el mundo del cine.

Antonio Banderas recibía el Premio Nacional de Cinematografía, un actor con el que «hemos aprendido a soñar, con el que hemos aprendido que no hay límites», añadía Paz Vega. Pero seguimos de celebración: Ricardo Darín fue galardonado durante el festival con el premio honorífico Donostia por su larga trayectoria en el mundo del cine, y no era su primer premio en San Sebastián. Ya en 2015 fue galardonado con la Concha de Plata a Mejor Actor por Truman. Sin duda, Darín es un actor de premios.

 

San Sebastián se ha convertido en la ciudad del cine, y eso es innegable. Además, en esta 65ª entrega de los premios, el cine español nos ha dejado con un muy buen sabor de boca, ha sido un buen año para el cine nacional que sin duda se ha visto reflejado en las salas de cine. Con películas como La Llamada, una película que habla de respeto, pero sobre todo de libertad. Nos muestra que todos somos diferentes, que tenemos colores diferentes, pero que todos ellos son válidos. O Fe de Etarras, que nos muestra el potencial que tenemos en nuestro país.

Antes de entregar los que serían los premios oficiales, la 65ª Edición de los Premios San Sebastián quiso hacer entrega de otros galardones que no eran menos que los demás. Ferrugem ha conseguido el Premio de la Industria del Cine de Construcción, y Dantza conseguía el Premio de la Industria Glocal in Progress. Con 10.000€ fue galardonada la película que más implicada ha estado en la defensa de los derechos humanos de latinoamérica, pero sobre todo la que más involucrada ha estado en la defensa de la mujer. La premiada no ha sido otra que Alanis. Esta película nos muestra como una mujer, madre y trabajadora tiene que hacer frente a la vida sin ayuda de nadie. El Premio de TVE, Otra Mirada, fue para Jusqu’a la Garde. Este premio se ha basado en buscar a mujeres que luchan por la igualdad y sus derechos, y como ha dicho el propio director, el cambiar las cosas en este ámbito «tiene que ser un reto de la sociedad, todavía queda mucho por hacer». El Premio Itziar, y 20.000€, ha sido para otra de las grandes sorpresas, Handia. El próximo premio no sería otro que el de Mejor Película Europea, galardonado también con 50.000€. Fue entregado por el actor Miguel Ángel Muñoz y de nuevo cayó en las manos de Jusqu’a la Garde de Xavier Legrand. El Premio del Público a la Mejor Película sería nada más y nada menos que Three Billboards Outside Ebbing, MissouriEl Premio Zabaltegi-Tabakalera sería para Braguino por su atención en el detalle y por gran su dominio en el montaje. El próximo premio es creado para impulsar el cine iberoamericano, y el ganador del Premio Horizontes sería Los Perros, por la complejidad de sus personajes y sus magníficos actores. Y por último, antes de dar paso a los premios oficiales, la ganadora al Premio Kutxabank para nuevos directores, fue Marine Francen por The Shower.

 

Tras estos premios, San Sebastián daría paso a los premios oficiales. El Premio Jurado al Mejor Guión fue para Una especie de familia, premio dedicado a la actriz española, Barbara Lenin. El Premio Jurado a Mejor Fotografía ha sido para Florian Balhaus por The Captain. La Concha de Plata al Mejor Actor fue para Bodgan Dumitrache por Pororoca, y la Concha de Plata a la Mejor Actriz fue para Sofía Gala por su papel en Alanis. De nuevo la película triunfadora de estos premios era la elegida por el papel de la actriz protagonista, una mujer luchadora que no se rinde ante las adversidades. La grata sorpresa llegaría ahora. La Concha de Plata a la Mejor Dirección fue nada más y nada menos que para Anahí Berneí. Por primera vez en 65 años una mujer era premiada en San Sebastián. Por su película, Alanis. Emma Suárez sería la siguiente en entregar el Premio Especial del Jurado, y el galardonado era Handía por su gran originalidad. Por último llegaba la Concha de Oro a la Mejor Película, y, para sorpresa de todos los presentes, la galardonada fue la comedia de James Franco, The Disaster Artist. No es frecuente que una comedia gane una Concha de Oro, pero por ello no es menos merecedora del premio.

 

Hasta aquí ha llegado el Festival de San Sebastián. ¡El año que viene tendremos más!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here