El cine de Guadagnino convulsiona. Descripción de espacios, planos generales y retratos minuciosos de sus protagonistas: así es la mirada del director italiano. La apuesta por la unión de los caminos y la historia que los habita te encierran en una atmósfera bella y apasionante que relata el romance entre Elio y Oliver. Call me by your name no es solo la adaptación de la aclamada novela homónima de André Aciman, sino un viaje por el dolor antes del dolor, de la ausencia antes de la ausencia y el vacío tras el derrumbamiento del primer amor.

Verano de 1983 al norte de Italia. Elio (Timothée Chalamet) pasa los días leyendo libros y escuchando música hasta que un día, Oliver (Armie Hammer) llega a la villa para ayudar a su padre.

Call me by your name guadagnino

Call me by your name: poética, tierna y sensual

El cine del italiano resuelve todos los pasos del baile. Ni un gesto de más, miradas de amor y desprecio y gerundios de verano infinitos que encierran ternura y extremos. Guadagnino apuesta al negro y siempre sale ganando. De la ruptura de la admiración y el deseo surge un desnudo suicida y transparente que atrapa al espectador desde el primer minuto de metraje y lo sumerge en un romance sincero y emotivo. A través de una mirada externa se adentra en la escena y en cada personaje. Los ojos de Thimothée Chalamet resisten cualquier plano, cualquier guiño o voz.

Larga vida a Guadagnino

Para el italiano, el amor parece estar por encima de todo. El amor, la belleza y la calma, pero con un estilo depurado y frágil. Ya en Io sono l’amore (2009) demostró su electricidad y ahora la fotografía juega un papel fundamental en el largometraje. Call me by your name es eterna desde antes de llegar -a España- a la gran pantalla.

DirectorLuca Guadagnino

RepartoTimothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois

Estreno: 26 de enero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here