Como sabréis, estas semanas han sido muy duras para la actriz Kelly Marie Tran. La actriz, que interpreta a la ingeniero Rose Tico en Star Wars VIII ha sido objetivo de continuados acosos desde Internet y que la han obligado a borrar todo el contenido de su cuenta de Instagram.

El acoso y derribo ha saltado fronteras y se ha hecho muy visible gracias a la defensa de la actriz por parte de figuras como Stephen Colbert o el propio Mark Hamill quienes han vuelto a poner el foco en la toxicidad de algunas personas dentro de las redes sociales.

Cuando Disney compró la franquicia Star Wars en 2012 muchos fans acérrimos de la saga se echaron las manos a la cabeza. A pesar de que el propio George Lucas ya había dejado de lado todo el Universo Expandido -todo el contenido creado en novelas y cómics- en las precuelas que dirigió, los fans no vieron con buenos ojos las nuevas ideas de J.J. Abrams y el estudios Disney en Episodio VII y adelante. Al parecer, el hecho de que las últimas entregas hayan sido protagonizadas por mujeres y héroes masculinos como Han Solo o Poe Dameron han sido ‘maltratados’ por Disney es un principales reivindicaciones de estos grupos.

Actualmente la actriz mantiene su cuenta de Instagram activa y con más de 240.000 seguidores, pero su contenido ha sido eliminado.

Pero la noticia del acoso a Kelly Marie Tran ha vuelto a primera plana cuando hace un par de días en un grupo llamado «Down With Disney’s Treatment of Franchises and its Fanboys» («Abajo con el tratamiento de las franquicias y fanboys por parte de Disney») se declarasen oficialmente autores de estas acciones. El grupo señala directamente a Kathleen Kennedy (la nueva productora de Lucasfilms) como culpable al llevar una «agenda feminazi» y forzar una diversidad innecesaria en la saga de Star Wars.

Anti Disney Facebook Star Wars Kelly Marie Tran acoso

Kelly Marie Tran, el objetivo de los defensores del «héroe blanco heterosexual»

El grupo no sólo declara la autoría del ataque a Kelly Marie Tran, si no también dicen ser los autores de una serie de acciones organizadas como las críticas en contra de las novelas del nuevo canon en 2014 o programar una red de bots para modificar la nota de las películas en Rotten Tomatoes. La joven actriz del Episodio VIII no es la única afectada por las acciones de éste grupo si no que también se declaran directamente responsable de que Daisy Ridley, quien interpreta a Rey en la nueva trilogía, abandonase Instagram en 2016 por circunstancias parecidas.

El grupo de Facebook, de apenas 300 fans, acompaña esta declaración con una imagen de la actriz celebrando haber expulsado a Kelly Marie Tran de las redes sociales añadiendo que han disfrutado cada minuto de este acoso, «al igual que el resto de nuestro ejército». Este tipo de declaraciones demuestran cómo la cultura del odio está infestando las Redes Sociales.

El grupo acosador de Kelly Marie Tran demuestra un profundo racismo y machismo que nada tiene que ver con el cómo se hagan o dejen de hacer una saga de películas diseñadas para ser disfrutadas por millones de personas de todo el mundo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here