Relatos breves y divertidos para leer entre estación y estación

Tras La sangre de Caín y Los demonios de la historia, el autor Javier Gumiel Sanmartín sorprende con Lecturas para el metro, un libro de relatos cortos de diversas temáticas perfectos para leer en cualquier sitio. Por ejemplo, donde él mismo propone con su título, en el metro.

A lo largo de sus 142 páginas, Sanmartín cuenta todo tipo de historias, algunas como ¡Sé sensato!, con moraleja, otras como Año 2034, que hablan de un futuro cercano o Enterprise II, un homenaje a Star Trek que nos cuenta aventuras en el espacio.

Las 20 historias de Lecturas para el metro resultan amenas para el lector, haciendo que en muchas ocasiones se tenga la sensación de que la historia podría haberse alargado un poco más. Pero al fin y al cabo esa es la gracia de los relatos cortos, ¿no?

metro
Portada del libro Lecturas para el metro

El autor se esfuerza mucho por dar a conocer todo tipo de temáticas con el objetivo de acercarse a todos los espectadores posibles. Es una manera de lograr que alguna de sus historias les enganchen, tocando prácticamente todos los palos.

El libro está escrito en un tono ameno y en muchas ocasiones humorístico, buscando llenar un poco los espacios en blanco del lector. Se ofrece a sí mismo como una lectura ligera y fácil de seguir para cualquiera, para el que logra concentrarse fácilmente en la lectura entre parada y parada de metro. También está pensado para el que se distrae fácilmente puesto que al tratarse de historias tan cortas, algunas de dos o tres páginas solamente, es muy fácil volver a coger el hilo, volver a la historia o bien empezar el relato de nuevo.

El libro está escrito en un tono ameno y en muchas ocasiones humorístico, buscando llenar un poco los espacios en blanco de su lector, ofreciéndose a sí mismo como una lectura ligera y fácil de seguir

Sin duda el humor es el denominador común en todas ellas, haciendo que muchas veces el lector se vea reflejado en las historias que cuenta el autor, o bien simplemente simpatizando con el protagonista de cada una de las historias.

En general, Lecturas para el metro es un libro ameno y sencillo de leer con el que el lector disfrutará mucho y conocerá 20 relatos cortos distintos que efectivamente pueden leerse del tirón o bien de cuando en cuando, así como releerse en cualquier momento. Sí, es una buena propuesta para leer en el metro, sin duda Sanmartín da en el clavo con el título.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here