BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Gigantes, la nueva apuesta de Movistar+

¿Ya habéis visto Gigantes?, bajo la dirección de Enrique Urbizu (La caja 507, No habrá paz para los malvados…) y Jorge Dorado (Mindscape, El ministerio del tiempo…) llega este drama familiar de los Guerrero, una estirpe liderada por Abraham (José Coronado) que no tiene reparos en dirigir a sus tres hijos Tomás (Daniel Grao), Daniel (Isak Férriz) y Clemente (Nene).

Una serie que sin duda merece la pena ver, un universo que nos muestra diferentes pasiones, peleas, amores, con una dirección maravillosa, tiene una gran puesta en escena y cada plano es realmente puro arte. Una serie española que esperábamos y que ya la tenemos disponible en Movistar.

En esta ocasión tuvimos la oportunidad de hablar con los dos actores que interpretan a los hermanos Guerrero, Tomás y Daniel, también a la actriz Sofía Oria que encarna a Carmen, la hija de Tomás.

Gigantes

¿Cómo llega el proyecto a vuestras manos?

Daniel Grao: hice pruebas para el personaje de Daniel y de Tomás, pasaron unos meses y pregunté, porque pensé que quizás no tenía ningún personaje y resultó que el proyecto se había retrasado un año. Yo tenía el papel de Tomás. Isak y yo estudiamos juntos hace muchos años y la secuencia que eligió Enrique para que Isak hiciese la prueba fue en la que nos reencontramos después de 10 años y lo hizo genial. Una libertad de Movistar increíble, Enrique podía elegir sin problema a los actores.

Sofía Oria: Yo hice una prueba en el casting en la que me olvide el guion, pero salió muy bestia. Pasado un año me llamaron y me preguntaron: ¿has engordado? ¿te has teñido el pelo? y les dije: estoy igual y me ofrecieron el papel.

¿Cómo es tu personaje Sofía?

Sofía Oria: mi personaje es despiadado, cruel, no sabe qué quiere, le puede el conflicto. Voy a un colegio facha y ella se pierde, se agarra al apellido Guerrero para convertirse en su abuelo.

Hay una escena de acción en la que queda muy patente la relación de Tomás y Daniel

Isak Férriz: toda la escena, los hermanos reunidos después de 10 años. En esa escena pasamos mucho calor y la ensayamos mes y medio con Nene antes de empezar el rodaje. Una escena con Manolo Caro intensa. Por un lado disfrutar ver al maestro Urbizu que te guía para ver hasta donde llegas como actor. A mi me decía dale a tu hermano en el hígado (risas).

Daniel Grao: estábamos deseosos que llegaran retos y no puedo desvelar nada pero esto irá a más. La primera temporada tiene un final difícil pero ya veréis como va todo.

¿Os lleváis el personaje a casa?

Isak Férriz: no lo puedes evitar, es curioso como todos nos acabamos pareciendo mucho a los personajes. Eran Tomás y Daniel molestándose uno al otro. Siendo el primer trabajo de Yolanda, la ves y te quedas boquiabierto, Nene es todo corazón, y es una máquina de hacer chistes, al final nos parecíamos todos a nuestros personajes en una versión más cómica y amable.

Daniel Grao: el primer código que nos pone Enrique es que no vamos a hacer nada natural, todo roza lo teatral, son personajes fantasmagóricos, confianza absoluta con el maestro Enrique. Es todo tan exagerado y profundo.

¿Cuál es la parte que más os ha costado?

Sofía Oria: al tratar así a mi madre en la ficción, que le digo unas bestialidades impresionantes. Me sentía mala persona por dentro y luego lo veo en el pantalla y decía “esto está mal, está fatal” eso fue lo más duro para mí.

Daniel Grao: lo que era difícil es quizás lo que hablábamos es la cosa de ir tan aquí y tan allá pero ves el resultado y dices guau ¿no? Ha sido realmente una gozada.

Isak Férriz: mi personaje lo marcaba mucho José Coronado, en cuanto a la forma del personaje me debía mucho a la imitación de Coronado en el capítulo uno, me marcó la manera de hablar, los botines. Nene y yo ensayábamos impolutos y luego pasas de todo, era sacar absolutamente todo, que mi personaje recuperara el trono que le habian robado.

De todo el proceso, cuál es la parte que más os ha gustado.

Isak Férriz: con Enrique no hay nada que te cueste mucho, aunque suene a tópico. Recuerdo en una escena y el té dice lo que quiere, tu ya sabes lo que tienes que hacer. Sabíamos las referencias y Enrique es una enciclopedia humana.

Daniel Grao: Enrique grababa el material que quería, el necesitaba sus dos tomas y agilizaba el rodaje, lo tiene tan claro y el plasma lo que quiere. Era una gozada tras otra.

Isak Férriz: su forma de trabajar antigua en el buen sentido de la palabra, tú en ese tiempo sabías que querías montar previamente. Enrique tiene muy claro lo que está haciendo, cualquier cosa que propongas o cambio es muy vivo en el rodaje.

Sofía Oria: todos los personajes son muy oscuros pero con Enrique es tan fácil.

Hay alguna parte que ha sido completamente diferente

Daniel Grao: cuando hacíamos las lecturas ni siquiera leíamos, el leía todos los personajes y nos contaba las secuencias. Recuerdo las primera conversaciones con Isak y claro no ensayábamos, fuimos construyendo el personaje in situ. Enrique es muy juguetón con los actores.

Es un western gitano, ¿os dio algún referente cinematográfico?

Daniel Grao: continuamente, para ciertos momentos, en mi caso me hablado de Roma Criminal. A posteriori ves la serie y ves pequeños homenajes, pero lo bueno de Enrique es que va a lo sencillo y a la esencia. De pronto si está ese aroma a esos trabajo clásicos están porque está él. Es que Enrique es un diccionario con patas.

Isak Férriz: Enrique vive en un western.

¿Que importancia tienes las localizaciones?

Daniel Grao: tiene esa mezcla de Madrid reconocible y al mismo tiempo real, igual que estos hijos de puta son reconocibles y todo es importante, me paso por Lavapiés y lo reconozco, voy al rastro y lo reconozco.

Isak Férriz: crea su propio universo de Gigantes, un universo paralelo más cruel, más realista, la puesta en escena, el maquillaje, llega a hacer algo muy local con un tema muy universal. Toda esta idea, la corrupción sistémica que también aparece, las funciones del thriller es exponer el mundo corrupto o la corrupción del mundo.

Gigantes

Habéis notado las diferencias que sea rodado en una plataforma de pago

Daniel Grao: la libertad sobre todo, lo que nos traslada Enrique es que ha tenido libertad absoluta con todo y eso ocurre muy poco y hoy por hoy lo permite las plataformas.

Isak Férriz: la prueba es que ninguna de las series de Movistar se parecen mínimamente, en los ochenta se hacían series muy cinematográficas, era el cine traído a la televisión y ahora se está recuperando.

¿Qué característica tiene Gigantes que la haga diferente?

Isak Férriz: la educación brutal que lastra Abraham Guerrero y sobrevuela encima de todos los personajes. Tomás esta condenado dentro de su familia, es como si en cada plano pudieses ver los ojos de Abraham. La brutalidad y lo consecuente que es la serie, la escena de Yolanda y el disparo, la violencia y lo que pasan los personajes.

Una serie que ha tenido excelentes críticas, lo tiene todo para ser una serie de proyección internacional

Daniel Grao: no sé si pensada previamente es una apuesta de Enrique y eso pasa con el riesgo que si te sale buen no entiende de fronteras ni idiomas ni nada y ojalá sea el caso.

Isak Férriz: lo que hablábamos antes Enrique narra a través de la imágenes.

¿Qué preferís teatro o tv?

Sofía Oria: yo he hecho teatro a nivel colegio, es tan diferente que no podría decirte una cosa o la otra. No es lo mismo toda Gigantes que cualquier serie.

Isak Férriz: yo cuando llevo dos rodajes seguidos necesito teatro y cuando llevo mucho con el teatro necesito cenar en mi casa. Pero no puedo elegir, necesito las dos cosas.

Daniel Grao: es como ¿a quién quieres más a mamá o a papá? (risas), el teatro y el enganche del directo, el cine y el rodaje, es que lo quiero TODO!!!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here