Más Vergüenza que nunca

Tras el éxito de la primera temporada de Vergüenza, en menos tiempo del esperado ya hemos podido disfrutar de la segunda temporada de esta mítica serie de Movistar.

Después de todo lo anterior ¿y ahora qué? Ahora padres… y con una dosis más grande de incomodidad y, por supuesto, de vergüenza ajena como solo ellos saben hacernos pasar.

Te querrás tapar los ojos

Jesús (Javier Gutiérrez) ya ha dejado atrás los reportajes de boda y busca expresar su arte a través de las fotos de platos de restaurantes. Por su parte, y para no perder las costumbres, la pobre Nuria (Malena Alterio) aguanta más de lo humanamente posible y sus pasiones se acabarán desbordando de forma imprevisible y curiosa, cuanto menos.

Vergüenza ahora con nuevos miembros en la familia, nuevos personajes con los que pasar un buen rato. Un rodaje complicado e imposible (con un fantástico cameo de Álvaro Cervantes), un viaje único a Mallorca y un fuet serán la clave. Esta peculiar familiar se enfrentará a situaciones que, en la piel de cualquier otra familia, se podrían superar con normalidad. Pero que, en su caso, se convierten en una estimulante arma para la comedia de sonrisa incómoda.

A pasar vergüenza ajena

Esta gran comedia que se sale de lo común sigue enseñándonos el ridículo al que pueden someterse a veces algunas personas.

Lo mejor de esta temporada es que es, si cabe, todavía muchísimo más buena que la anterior. Lo malo es que los seis capítulos saben a poco y nos dejan con ganas de muchísimo más: más risas, pero también más momentos incómodos.

Sin duda lo genial que tiene esta serie es que te hace pasarlo bien al tiempo que te hace pasarlo mal. Además, los capítulos duran tan poco que cuando menos te lo esperes habrás terminado la temporada de una sola tacada. En este caso, las segundas partes no son buenas, son buenísimas.

Los protagonistas

Y por supuesto, con el gran dúo que forman Malena Alterio y Javier Gutiérrez nada puede salir mal. De hecho, lo hacen tan bien que realmente consiguen que a veces hasta quieras apagar la televisión de lo mal que lo llegas a pasar por ello. Una pareja que parece que ha nacido para interpretar estos papeles.

También seguiremos viendo a Vito Sanz y Miguel Rellán, dos actores secundarios que se comen la pantalla y se integran casi como principales durante la brevedad de sus apariciones. Pero no solo ellos, también hay rostros nuevos que han llegado para romperles los esquemas como los de Marta Nieto o Jaime Zatarín.

Ya sabes, no te pierdas ya Vergüenza en Movistar.

Deja un comentario