¿Desde cuando llevan las películas de robos en la gran pantalla?

Los robos siempre han sido cinematográficos por naturaleza, puesto que, ya en los comienzos, en el año 1903, se hizo una película en la que asaltaban y robaban un ferrocarril (Asalto y robo de un tren). Desde luego que los atracos, han dado muchísimo al cine y han protagonizado grandes dramas o incluso comedias, como las que nombraremos a continuación, por tanto, parece que cosas tan serias como los robos, otros los tomaron hasta para hacer reír.

5. Toma el dinero y corre (1969)

Fotograma de Toma el dinero y corre

Y ya que mencionamos las risas, no podemos no invitar a tal categoría al mismísimo Woody Allen, que, aunque le tengamos en mente como un neurótico, amante del cine y del jazz, comenzó en esto del séptimo arte como un atracador con una no muy buena caligrafía.

Toma el dinero y corre fue una muy buena presentación de Allen en este arte, que, aunque no es una obra maestra, él al fin y al cabo solo pretendía hacer reír en el metraje. En esta historia realizó lo que algún día desarrollaría aún más en Zelig, es decir, un falso documental, inventando el término de “mockumentary”, donde acababa narrándose la historia de un gran antihéroe en tono de comedia.

El personaje que encarna Woody Allen es Virgil Starkwell y con él, comienza ese personaje que tantas veces veremos en sus películas, aunque no robe y viva encerrado en su pasado delictivo para toda su vida, que hubiera sido todo un dolor de cabeza digno de suicidio en historias como la de Alvy Singer o Isaac Davis, entre otros muchos. Ya en el siglo XXI, volverán los robos en su filmografía con la película Granujas de medio pelo, donde una vez más se atrevería con un banco y esta vez de forma algo más subterránea y sin cartas que interpretar. Diferente pero, como todas las del neoyorquino, siempre recomendables, aunque a veces tampoco sean de muy buena calidad artística, como en estos dos casos.

4. Bonnie y Clyde (1967)

Fotograma de Bonnie y Clyde (1967)

Siguiendo con los robos, esta vez en parejas y con mucha menos gracia que el anterior, pero desde luego que a éstos otras muchas cosas se les daban mejor que a Virgil Starkwell.

Basada en una historia real, Warren Beatty decidió embarcarse en un proyecto como este y además, sin dudarlo. A pesar de no ser él el director, movió todo para que se pudiera producir dicha historia y para ser él el coprotagonista junto con Faye Dunaway.

Es una de las películas que cambió el cine de Hollywood, y no solo por lo que se mostraba en pantalla, que era algo que no se solía ver, sino porque sus protagonistas eran unos auténticos ladrones y forajidos.

Bonnie y Clyde eran dos jóvenes con muchas ganas de hacer el mal. Ya no solo se encargaban de ir atracando todo con lo que se topaban, también experimentaban de tal forma que su relación es casi más protagonista que lo demás. Esta película hizo que posteriormente muchos de los atracos que hemos visto en el séptimo arte, estén protagonizados también por automóviles, siendo las huidas de los ladrones, grandes persecuciones con coches, lo que luego serían las road movies.

Warren Beatty llevaba varias películas sin volver al éxito que causó su interpretación en una película como Esplendor en la hierba, y una vez más, aunque la crítica fue muy negativa, la película en la que se veía inmerso cambió el cine, siendo una de las más recordadas. Faye Dunaway debutó en la gran pantalla, considerando su primera aparición en el cine una de las mejores. Aparte del hecho de los robos y la criminalidad, se presentaban otros temas que nos tocan más de cerca a los espectadores, como es el hecho de la sexualidad, la impotencia y la aún desconocida homosexualidad por parte de Beatty.

Fomentó, además, el hecho de que la gente quisiera sentir grandes emociones viendo cine y aunque la violencia estaba presente en el filme, se usaban varios planos para poder mostrar por un lado al que dispara y por otro al disparado, es decir, había aún cierto pudor con el tema de enseñar los asesinatos. El final de la película, sin ser demasiado explícitos para no hacer SPOILERS, se colocan a los protagonistas de tal forma que siempre se nos quedará en nuestra cabeza su última mirada, la última entre Bonnie y Clyde.

3. Rififí (1955)

Fotograma de Rififí (1955)

Hay quienes son capaces de convertir una novela muy mala en una obra maestra y ya no solo eso, para Truffaut es: “la mejor película de cine negro que yo haya visto nunca”. Hablamos de Rififí, la película del año 1955 que su robo está filmado de tal forma que sobran las palabras y la música, sobran de tal manera que es que no lo hay, ni lo uno ni lo otro. Unos treinta minutos dura dicho robo en una joyería de París, siendo un asalto muy medido y planeado de tal forma por los delincuentes para no dejar huella.

Rififí es una palabra que en francés define una idea de conflicto o pelea entre tipos duros. La película se hizo con actores no muy conocidos y siendo el propio director uno de ellos, sumándose además que las localizaciones son reales, es decir, no están hechas en un estudio.

Lo curioso de esta película es que el protagonista al principio no forma parte de este robo, pero el haber perdido a su amada, hace que acabe metiéndose en un plan como éste. Todo un peliculón pudiendo ser aparte de un clásico del cine negro, todo un ejemplo de cine de robos, siendo su atraco, una gran referencia de montaje paralelo para futuros cineastas.

2. Atraco a las tres (1962)

Atraco a las tres (1962)
Fotograma de Atraco a las tres (1962)

Volviendo a lo cómico, no podía no incluir en este top a una película española como Atraco a las tres, que aunque en la película se quería reflejar la realidad de los bancos, la rutina de cada día de unos trabajadores indignados, se acaba ideando un robo al banco donde ellos trabajan para acabar con su situación laboral y sobre todo, con los jefes que cada día pelotean para conseguir un aumento.

Una película cómica en toda regla, que según contó el guionista Pedro Masó, en tan solo nueve días se escribió el guion. Con actores como José Luis López Vázquez, Alfredo Landa, Manuel Aleixandre, Gracita Morales, Cassen, Agustín González entre otros, que sin duda organizan uno de los peores atracos de la historia, pero forman una plantilla de lo más memorable y graciosa.

La famosa frase de la película: “Fernando Galindo, un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo” no estaba en el guion, era propia de José Luis López Vázquez, la oyó el director y quiso que se incluyera en el metraje.

Curiosamente para escribir esta comedia, Pedro Masó, se fijó en una parodia que se hizo de la película Rififí, llamada Rufufú da el golpe, creando de una película inicial de cine negro, un largometraje que reflejaba una realidad en líneas cómicas.

1. Ocean’s eleven (2001)

Oceans Eleven
Fotografía de Ocean’s eleven (2001)

Oceans’s eleven es un caso de robos pero no tan clásicos, esta vez los personajes apuestan por robar en casinos, nada que ver con los anteriores. Con un reparto de diez, George Clooney, Julia Roberts, Andy Garcia, Brad Pitt y Matt Damon, esta película encadenó un éxito en taquilla y dos secuelas posteriores, añadiendo además un reciente spin-off.

La película está basada en otra que se hizo en 1960 con el mismo nombre, que estaba integrada por algunos de los artistas del Rat Pack como Frank Sinatra, Dean Martin o Sammy Davis Jr.

El personaje principal, a pesar de haber estado en la cárcel por formar parte del mundo criminal, sale y sigue queriendo hacer el mal. Ya no solo él, sino todos los que reúne para cazar el botín del casino son unos verdaderos estafadores de los Estados Unidos. Además, no solo aparece en esta película un robo, el juego también es protagonista. Evidentemente el casino es la casa del juego, pero podrían los propios protagonistas conocer el lugar para poder atracarlo y fin, pero no, saben manejarse en el mundo de las apuestas también como pez en el agua.

Toda una película de acción con algo de comedia que no pasó desapercibida entre los espectadores marcando, en cierta medida, el cine y sobre todo, las películas de atracos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here