Una película impactante

Jared Eamons (Lucas Hedges) es hijo de un predicador baptista(Marshall / Russell Crowe) de una ciudad pequeña en Estados Unidos y su madre (Nancy / Nicole Kidman) es ama de casa. Ella asiste siempre junto a su hijo a los sermones que da su marido, ambos le dan un gran apoyo y a primera vista son una familia religiosa y muy unida. La historia real detrás de Identidad Borrada comienza de una manera relativamente idílica, al menos en apariencia.

Conforme avance el tiempo Jared descubrirá que siempre le han gustado los chicos, aunque trate de aparentar con los amigos o su novia algo que no es, siente atracción por personas de su mismo sexo. Todo esto le dará mucho miedo ya que no sabe cómo afrontarlo dentro de su educación ortodoxa. Su secreto se desvelará un día que su padre le pregunte si es homosexual, él no tendrá alternativa y les comentará que sí, que lo es.

A partir de ahí los padres lucharán porque Jared vaya a un centro de ayuda, sobre todo la idea surgirá del ultraconservador de su padre. Nancy apoya a su marido al cien por cien y se verá en cierta parte obligada a cumplir con lo que le dicen.

Veremos así la lucha interna de Jared por tratar de cambiar y al mismo tiempo aceptarse tal y como es. Él no está haciendo nada malo, no quiere cambiar, es su padre el que quiere cambiarlo. En ese centro lo pasará realmente mal y tratará de crecer como persona a pesar de las desavenencias que tenga con los que trabajan ahí. Conocerá a otras chicos y chicas como él, compartirá secretos, conversaciones y le harán darse cuenta del enorme error que ha cometido al acceder asistir a dicho “centro de cura”.

Identidad Borrada cartel

Identidad Borrada, brillante

Identidad Borrada está basada en un artículo que escribió Garrard Conley (el autor y personaje real) y que posteriormente sacó un libro dedicado a sus padres. Una historia terrible que tuvo que pasar en Arkansas, un pueblo pequeño en el que está mal ser diferente, en el que está mal no ir a la iglesia y en el que está mal ser homosexual.

La historia sin duda alguna es difícil y seria, ya que es muy duro ir a un centro para que te “curen” tu orientación sexual, como si fuese una enfermedad. Es algo que todos ven mal en su comunidad, y lamentablemente aún hay muchas personas que no aceptan a los homosexuales, pero de ahí a tratar de curarlo hay un abismo importante.

Joel Edgerton ha sabido plasmar toda la importancia que pretende el autor que veamos, la dichosa “cura”, la salvación por ser “normal”, los momentos terribles que pasó pero que se superan. Quizás nunca se olvidan, pero se superan.

Os recomiendo la película, creo que abrirá muchos pensamientos, haciéndonos reflexionar hasta qué punto pueden llegar las personas cuando no están bien informadas. Y nada que decir acerca de las actuaciones de Lucas Hedges, Nicole Kidman y Russell Crowe, ya que están sencillamente radiantes.

Director: Joel Edgerton.

Reparto: Lucas Hedges, Nicole Kidman, Russell Crowe, Joel Edgerton, Xavier Dolan, Emily Hinkler, Ron Clinton Smith, Jesse Malinowski, Troye Sivan.

Duración: 114 minutos.

Fecha de estreno: 5 de abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here