Como viene siendo habitual ya tienes disponible el capítulo 8×03 titulado «Larga noche» y si aún no lo habéis visto no sigáis leyendo ya que el artículo está lleno de SPOILERS. ¡Avisados estáis!

Tal y como dice Melisandre «La noche es oscura y alberga horrores» y eso es lo que nos hemos encontrado en este episodio. Un capítulo 8×03 lleno de acción, lucha, muertes, héroes y lo que nos queda aún, por si no lo recuerdas, nos quedan tres episodios para el fin de temporada, el fin de la serie.

Así que ¡vamos allá!

6. La aparición

Quizás Sir Davos se preguntó: ¿estaré soñando? porque al levantar la mirada y ver por encima del muro a Melisandre llegando antes de la gran batalla. ¿Cómo es posible? ¿por qué?.

Sir Davos ordena abrir las puertas y baja corriendo ya que pretende tener un encuentro con ella y no precisamente uno amable. Melisandre sabe que Sir Davos lleva deseando su muerte desde hace mucho, pero ella le dice que no se preocupe que antes del alba habrá muerto.

Aunque Sir Davos no lo quiera reconocer, la ayuda de Melisandre ha sido muy importante para la batalla. Y veremos si cumple con su palabra.

5. Se acerca el final

Esta escena es la preparación para enfrentarse a los temibles caminantes blancos. Después de perder al ejército Dothraki, es el turno de ellos, Jorah Mormont, Edd El Penas, Beric Dondarrion, Sam Tarly, Jaime Lannister, Brienne de Tarth, El ejército de los Inmaculados y Fantasma.

Una de las escenas que deseamos ver desde que dio comienzo la octava y última temporada de Juego de Tronos. En la «Larga noche» vemos como el ejército tiene ira, coraje, rabia, miedo, fe y esperanza, por lograr acabar con El Rey de la Noche.

La batalla es atroz, con secuencias tan rápidas que apenas te da tiempo a disfrutar, ya que es todo tan caótico pero que resulta exquisita para qualquier fan. Sufrimos con cada muerte, con cada derrota, con la agonía de los diferentes personajes, que luchan hasta la muerte por lograr que el ejército de caminantes blancos no entre al castillo.

Sin duda y más que nunca, el invierno ha llegado.

4. Danza de Dragones

A simple vista parece una Danza de Dragones, vemos a Drogon montado por Daenerys y a Rhaegal siendo montado por Jon Snow. Ambos tratan de tener algo de visibilidad para combatir al ejército de caminantes blancos y luchan por encontrar el Rey de la Noche que sobrevuela Invernalia encima de Viserion.

Posteriormente vemos a Rhaegal luchando con Viserion, una lucha a muerte entre los hijos de Daenerys Targaryen.

Y es que la escena de la gran batalla se ve ensombrecida por la espesa niebla, ya que los personajes no ven mucho por no decir nada, pero que el espectador tampoco. A nivel técnico no me parece de los mejores capítulos, nadie quita el gran trabajo por grabar la gran batalla, siendo la más larga de en la historia de la televisión, con más de 750 extras y 55 noches de rodaje, pero quizás fue demasiado trabajo que no se logró disfrutar ya que apenas se ve bien.

El capítulo 8×03 es impresionante la verdad, pero a nivel técnico quizás podría haber sido mejor.

3. Los que nos dejan

Después de la gran batalla y cuando parece que todo está perdido, primero nos ponemos a pensar en los grandes personajes que nos han dejado. En primer lugar, El ejército Dothraki al completo, protegidos de la Reina Daenerys Targaryen que juraron solemnemente al igual que El ejército de los Inmaculados que también caen en la batalla.

Edd El Penas, el guardia de la noche, compañero de Jon Nieve que vuelve a Invernalia para luchar con ellos cae mientras salva a Sam Tarly de una terrible muerte.

Lyanna Mormont, ese pequeño gran personaje que nos conquistó por su sabiduría, su entereza y su coraje. La pequeña osa muere pero no contra cualquier caminante blanco, sino contra un gigante, ella no duda, le hace frente, a sabiendas que no tiene posibilidades ya que el gigante la coge con una sola mano pero Lyanna no duda en sacar una daga y se lo lleva con ella.

Beric Dondarrion, aquel que resucitó El Señor de La Luz un y otra vez. Como bien le dijo Melisandre, tenía una misión y su misión era defender a Arya. Muere dando la vida por ella, cuando los caminantes blancos logran entrar al castillo y la persiguen, ella lucha por rescatar a Beric, pero es demasiado tarde, al menos recupera su cuerpo. El perro, Melisandre y Arya le dan el último adiós a Beric.

Arya se marcha del cuarto después de que Melisandre le preguntará: ¿Qué le decimos al Dios de la Muerte? y ella responde: «Hoy no»

Theon Greyjoy, sabíamos que era el turno de Theon, su pasado le persigue y se encuentra cuidando de Bran. Un personaje que ha evolucionado y ha conseguido el perdón de la Casa Stark, luego de haberse portado mal con ellos. El Rey de la Noche se dirige a por Bran, Theon lo da todo y corre a por él, una de las pocas veces que no decide huir y combatir. Sabe que se acerca su muerte y así es, ya que el Rey de la Noche es demasiado para él.

Jorah Mormont, no podría morir de otra manera que luchando por salvar la vida de Daenerys. Después que un grupo de caminantes atacase a Drogon, este vuela alto para deshacerse de ellos, Daenerys queda indefensa a punto de ser atacada, pero llega Jorah al rescate y no permite que nadie haga daño a su Khaleesi. Otra baja para la Casa Mormont.

2. Hoy no

El turno de Arya, cuando no sabíamos donde había ido después de hablar con la Bruja Roja y a punto de que El Rey de la Noche terminase con la vida de Bran, aparece Arya.

El Rey de la Noche no logra coger su espada para acabar con Bran, es el turno de Arya que con un gran salto hace su entrada, pero éste la coge por el cuello. Arya tiene una daga de vidriagón que sujeta con la mano izquierda, pero luego de que el Rey de la Noche la sujete, la deja caer sobre la mano derecha y la clava…

Es el fin de El Rey de la Noche, es reducido a mil pedazos y después de él, le siguen sus segundos y por último su ejército al completo.

¡Arya, lo conseguiste!

1. BONUS TRACK

Y este momentazo tenía que estar, vemos a Melisandre cumpliendo aquello que le dijo a Sir Davos, antes del alba ella no estaría.

Vemos a la Bruja Roja salir del castillo antes del alba, deja caer su abrigo, posteriormente se retira el colgante que era el amuleto que la protegía y que la mantenía con esa apariencia. Ella va caminando y poco a poco vemos que se va despojando de su ropa, su cuerpo envejece, su rojo cabello se vuelve canoso…

Cae, Melisandre, cae. Por lo que deducimos que toda la ayuda que proporciono tiene un precio, El señor de la noche ha llamado a Melisandre, quizás se ofreció como sacrificio para poder derrotar el gran ejército de caminantes blancos. ¿Quién sabe?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here