Los ocho capítulos de la serie están disponibles en Movistar+

El viernes 10 de mayo Movistar+ estrenó su serie más esperada de la temporada, Instinto. La ficción, con ocho capítulos estrenados todos el mismo día, se vendió desde el primer momento como “el 50 Sombras de Grey español y protagonizado por Mario Casas”. Y aunque lo cierto es que adictiva lo es (y mucho), el parecido con la saga de novelas y películas eróticas protagonizada por Jamie Dornan tiene poco que ver con Instinto.

Destaca especialmente la magnífica actuación de Óscar Casas, así como la de Ingrid García-Jonsson o Elvira Mínguez.

La producción de Bambú recuerda a otras series suyas como Velvet Colección, al optar por actores y actrices atractivos y una estética perfecta, la imagen en Instinto no falla. El problema es que hay poco más aparte de eso. Sin un argumento claro, y con personajes que vagan sin rumbo capítulo a capítulo, no podemos calificar a Instinto como un thriller erótico, ni como una historia de amor, ni siquiera como un drama.

¿Qué podremos ver en Instinto?

En Instinto nos hablan de Marco Mur (Mario Casas), un empresario de éxito que lidera la empresa de innovación ALVA junto a su mejor amigo, Diego (Jon Arias) y la mujer de éste, Bárbara (Bruna Cusí), al menos hasta que aparece Eva (Silvia Alonso).

Marco es un hombre de pocas palabras con muchos traumas infantiles que no recuerda y que le suponen un grave problema a la hora de relacionarse con las mujeres. Tanto, que ni se relaciona, a excepción de su psicóloga (Miryam Gallego). Marco tiene un hermano, José (Óscar Casas), con TEA, ingresado en un centro especial y del que se ocupa especialmente Carol (Ingrid García-Jonsson). Para satisfacer sus instintos más primarios, Marco acude a menudo a un club privado de sexo en el que sus miembros, con la cara cubierta siempre, dan rienda suelta a sus pasiones más oscuras.

Durante toda la serie el espectador intenta ponerse en el lugar de Marco, entender porqué se comporta como lo hace, sufriendo a menudo crisis de ansiedad e incapaz de interactuar con José, y aunque cuando aparece la madre de ambos, Laura (Lola Dueñas), empiezan a verse flashes de lo que pudo haber ocurrido, no es hasta el último minuto del capítulo cuando se resuelve el gran misterio. Y aunque es cierto que es un secreto que te esperas solo a medias, hace que la actitud de Marco tenga un poco (solo un poco) más de sentido.

instinto

¿Y el sexo?

Pero sigue habiendo demasiadas tramas que no lo tienen, porque Bambú introduce muchos personajes en tan solo ocho capítulos, lo que hace que puedan presentarse pero no desarrollarse, por lo que no entendemos la mayor parte de las veces porqué actúan como lo hacen. Un claro ejemplo de este vaivén constante es Diego, el mejor amigo de Marco y esposo infiel.

¿Y qué hay del sexo? Aunque Movistar+ venda Instinto como un thriller sexual, en realidad el sexo no es central en la trama, sino más bien secundario y con poco sentido.

Destaca especialmente la magnífica actuación de Óscar Casas, así como la de Ingrid García-Jonsson o Elvira Mínguez, haciendo que sus escenas sean las más realistas e interesantes de la serie. En cambio, a pesar de que Mario Casas hace un esfuerzo por mostrarse constantemente frío y distante (y sí, vocaliza más, gracias a Dios), el espectador no consigue simpatizar con él, e incluso llega a caerle mal con sus constantes silencios y esa manía de no responder a las preguntas que se le hacen.

Dirección: Teresa Fernández-Valdés, Ramón Campos, Gema R. Neira, Carlos Sedes, Roger Gual.

Reparto: Mario Casas, Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso, Óscar Casas, Jon Arias, Lola Dueñas, Bruna Cusí, Miryam Gallego, Juan Diego Botto, Elvira Mínguez, Ahmed Boulane, Belén Fabra, Alberto San Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here